jueves

Crítica de un libro que no fue escrito.

En el diario El País, el 21 de diciembre de 2006, aparecía una noticia firmada por Ricardo Moreno, que me ha hecho explicarme muchas cosas. Os la copio:

El escritor sueco Kristian Lundberg, de la ciudad de Malmö, que escribe críticas sobre libros en el diario de la vecina ciudad de Helsinborg, Helsinborgs Dagbladet, batió un récord en su más reciente crónica: comentó un libro que todavía no ha sido escrito. Y lo hizo en términos bastante negativos para la calidad de la novela, del género policiaco y de su prominente autora Britt-Marie Mattsson, una conocida periodista del diario Göteborgs-Posten, que se edita en la ciudad de Gotemburgo. El título del libro no escrito, Fruktans makt (El poder del miedo) figura en un catálogo de publicaciones futuras de la Editorial Pirata, y el crítico lo "dio por hecho" y escribió, entre otros comentarios, que la "intriga era previsible y esquemática la descripción de los personajes". Concedió que "Mattsson es una hábil estilista, pero que, lamentablemente, ello no es suficiente". El asombro, no exento de indignación, fue la justificada reacción de Britt-Marie Mattsson, que no podía imaginarse que "un diario respetable como el Helsinborgs Dagbladet pudiera publicar una crítica fabricada". El asunto fue el comentario de la semana y los e-mail de protesta colapsaron el ordenador de Lundberg, quien no pareció inmutarse demasiado y explicó que era "su antipatía hacia Mattsson lo que le había llevado a adelantarse" a la crónica que piensa escribir "si el libro llega a editarse".

Efectivamente ahora empiezo a entender algunas notas que me pusieron en exámenes pasados, algunas críticas de películas "buenísimas" en las que te duermes, muchos recursos desestimados, etc. etc. El poder de la clarividencia suele acarrear algunos problemas. Sobre todo a los que únicamente lo sufrimos. (Y que conste que estoy utilizando el término "algunos" igual que en los medios usan el "presunto". Para cubrirme las espaldas).

1 comentario:

Maestro de nada dijo...

y cuánta razón tienes...

http://maestro-de-nada.blogspot.com/