lunes

"Como ligar". Consejos para hombres regalados por una mujer

Hace un tiempo encontré este post en el blog "La navaja en el ojo". Me pareció divertido, al menos, para conocer un punto de vista femenino sobre las maneras de ligar. Con el permiso de su autora, os lo reproduzco aquí (he quitado las fotografías que ilustraban el post original, pero si tenéis un rato, pasaros por allí. Son elocuentes y divertidas). Es bastante largo pero merece la pena.

"Los hombres blancos no saben entrar:

En muchos blogs de hombres existen posts en los que se quejan de que las mujeres somos estrechas, pero me consta que no se trata tanto de eso, pues las mismas mujeres, con hombres procedentes de otras zonas geográficas sí se prestan a intercambios de fluidos.
Por ello, he llegado a la conclusión de que el problema está en que los españoles utilizan muy malas tácticas para entrar a las chicas.
Hace mucho tiempo que no estoy en el mercado y, cuando lo estaba, aunque fueron largos años, tampoco era de las que más frecuentan las discotecas, pues soy un poquito freak. Y, a pesar de eso, tengo suficiente experiencia escuchando frases para ligar como para decir que siempre eran la misma y que no tenían gracia ni ingenio ni nada de eso. (Es importante tener en cuenta que estos posts míos son una respuesta a los mencionados, no algo con lo que yo empiece)

Hacer que parezca especial

Y ya sé que es absurdo que la mujer quiera que todo parezca fortuito cuando lo que ella busca es lo mismo que el hombre. Quizá no fortuito, pero sí querrá que parezca especial, único. Y, si el tío le ha entrado con la misma frase que otros diez anteriores, la única posibilidad que existe de que no lo rechace es que esté muy bueno. Si no lo está, las opciones surgen para el hombre cuando es capaz de hacerle creer a ella que su aventura será especial y única.
Y, sí, estoy hablando sólo de un rollo de una noche, aunque parezca que hablo de matrimonio. Y, sí, ya sé que muchos diréis que el echar un polvo ya es algo muy especial y único en vuestra vida.
Decía antes que el problema puede estar en la forma de entrar de los españoles, porque cuando uno de esos tíos es de fuera o cuando tú estás fuera, la acción es mucho más frecuente. Entre otras cosas porque ya se produce ese componente de especialidad. Por lo pronto, la conversación ya no será la de siempre y tendrá algo que te pueda despertar más la curiosidad. Y, por otro lado, el exotismo siempre es erótico.
Un dato: puede funcionar sin siquiera tener que irse al extranjero, ya en una ciudad que no es la tuya o con un forastero la cosa cambia. Por otro lado, estoy segura de que en otras culturas se tienen unos métodos mejores.

Que no parezca que estás entrando

Una de las cosas que harían que ese rollo pareciese algo especial sería, por un lado, que todo surgiese como si fuese por casualidad.
La demostración de que esto es así se da en cuando los amigos presentan a dos personas o cuando dos personas se conocen por un motivo ajeno al del ligue. En esos casos, la mujer tiene la guardia baja y de esa forma siempre es fácil que surja un rollo.
Es probable que fuese preferible que un hombre se dirigiese a una mujer en un bar o discoteca como si en realidad no quisiera ligar. Ya sé que lo de "¿Tienes fuego?" es una forma de disimular, pero no cuela. Tendría que colar de verdad y me imagino que es muy difícil.
Siguiendo este consejo sé que muchos lo que haréis es tratar de ligar en lugares no oficialmente habilitados a tal efecto, pero se nota mucho, se hace aún más descarado, es decir, es peor. Conozco a hombres que se han acostumbrado tanto a entrar en discotecas que ya utilizan las mismas frases y tienen la misma actitud cuando conocen a una mujer en una reunión de cualquier otro tipo. Visto desde fuera da vergüenza ajena. Sufrido desde dentro es tremendo.
En este tipo de encuentros en los que ya no hay que entrar porque te han presentado otras personas o ha habido un conocimiento, lo positivo es charlar en plan amistoso como si no se quisiese nada y, cuando ya hayan pasado los primeros momentos o días, hacer movimientos. Pero que la primera vez que un hombre se dirige a una mujer sea para ligar, crea rechazo.

Estrategias para ligar

Estrategias puede haber muchísimas, lo que está claro es que "¿Vienes mucho por aquí?" y todos los demás tópicos, incluso "¿Conoces a Ted Mosby?" son frases mierdosas que sólo conseguirán crear el rechazo antes de empezar. Lo que pasa es que Barney es atractivo y en la ficción es hetero y tiene mucha personalidad por lo que puede gustar mucho. Ted no ligaría ni con un wingman como Barney.
Se hablará mucho en este post de la autoestima o más bien de su falta de ella. En varias series o películas he escuchado un método que consiste en decir algo no demasiado bueno a la mujer para que se desmoralice, ignorarla a continuación y luego hacer como que le haces el favor de dejar que te dé su teléfono. Bueno, pues por machista que suene creo que es mejor que la otra técnica. Eso sí: hasta que se descubra y ya lo sepan todas las mujeres y deje de funcionar.
Pero por lo menos tiene algo de lo que decía yo antes: si te entran de esa forma, no parece que te estén intentando ligar.
Aquello de las películas casposas del tío que fingía ser gay pues suena muy antiguo y retorcido, pero se basaba en el mismo principio: consigues entablar una conversación sin el rechazo primero que produce el que la mujer sepa que lo que quieres es ligar con ella.

Cosas en común

Otra cosa que haría que la historia pareciese especial son las cosas que se tienen en común. Para nosotras es muy importante creer (aunque sea mentira) que tenemos cosas en común con esa persona con la que vamos a iniciar algo. Que existe algún tipo de conexión o de vínculo que nos haga pensar que esa persona tiene algo por lo que hay que prestarle atención, aunque no sea guapísimo (ya lo diré más adelante: si lo es, no hace falta).
Como os imaginaréis, casi nunca vais a encontrar una chica que se sienta a gusto con vosotros porque tenéis en común la afición por 'Los cuatro fantásticos' o las películas de Lucio Fulci. Sin embargo, sí que se puede ir a lo general y decir que te gusta el cine o la lectura y, aunque eso sea como no decir nada, ella también está buscando agarrarse a un clavo ardiendo y aceptará pulpo como animal acuático.
Por eso decía en otro post que antes liga un cultureta que un freak. Porque, por mucho que ambas aficiones a la tía le aburran por igual, la del freak se siente con derecho a despreciarla, pero la del cultureta le dará vergüenza, no sólo ningunearla, sino incluso reconocer que no la comparte. Además de por eso porque existen más mujeres culturetas que friquis, aunque eso puede que esté cambiando.

Agarrarse a un clavo ardiendo, sí; pero no en llamas. Por mucho que se quiera fomentar lo de tener cosas en común, lo que no hay que hacer es mentir porque te pondrías en ridículo. Conozco la historia de un chaval que quería ligar y para ello dijo que su libro favorito era Siddharta. Lo peor es que no supo detenerse ahí y empezó a contarle a la chica el argumento, hasta que ella lo detuvo y le dijo: "pero si Siddharta no va de eso".
Así que él ni siquiera se lo había leído. No sólo mentía, sino que además daba por hecho que cualquier mujer con la que intentase ligar sería subnormal… hombre, no es eso. Por lo tanto, no hay que inventarse cosas con las que no puedas salir airoso, consejo que se confunde mucho con el de:

Ser uno mismo

Éste es el consejo más chorra que se ha dado en la vida. Uno mismo también es esa persona que se pone nerviosa, que no es capaz de decir una frase sin tartamudear, que mira a las tetas en lugar de a la cara, que mete la pata o tira la bebida al suelo. Eso somos nosotros mismos.
Como dijo John Galliano en 'Muchachada Nui': "Hay que ser uno mismo… lo que pasa es que hay gente que siendo uno mismo es mierda seca… y hay quienes somos geniales".
Lo que sí hay que aplicar aquí es no hacer gilipolleces que ni a ti te apetecen ni van a funcionar. Esto se tratará más adelante.

Nadie dijo que fuese fácil

Sé que todo lo anterior suena muy complicado y que la primera queja será "¿Por qué tengo que pensar tanto simplemente para ligar?" No es obligatorio, pero si hasta ahora has obtenido malos resultados, quizá venga bien probar otras cosas. Diréis que no comprendéis nada, que no tendría por qué ser así, que por qué diablos necesita una tía sentirse especial para ligar… Si vais a cuestionarlo todo, seguiremos en las mismas. Hay que tener fe, fe ciega.
Por otro lado, sabemos que no nos dirigimos a determinada minoría de hombres. Está claro que Eduardo Noriega y Adrià Collado entran en una discoteca y pueden elegir incluso varias a la vez y ni siquiera dirigirles la palabra. O, al menos, hace unos años era así… y habría sido así aunque no hubiesen sido famosos. Pero, reconozcamos que si estuvieseis en esa minoría, esos posts de los que hablaba al principio no habrían sido escritos jamás.
Lo que pasa es que cada uno quiere que esto funcione con sus propias reglas. Los hombres quieren imponer las suyas y las mujeres no aceptan que no se haga de acuerdo con las de ellas. La diferencia está en que a una mujer no le importa que no llegue a producirse, prefiere que no pase nada a que pase de forma diferente a esas reglas. Le importa más el medio que el fin. El hombre quiere que esto se produzca como sea, por lo tanto tendrá que ser él quien se acomode a la forma de hacer las cosas de ella.

"No me des consejos, que yo ya ligo"

Me diréis algunos que toda la vida habéis hecho todo lo que he criticado arriba y no habéis tenido problemas para ligar. Seguramente es porque habéis ligado por otras cualidades que no sabréis o sí sabréis que tenéis. A lo mejor vuestra frase sí era original, a lo mejor la forma de decirla era distinta, a lo mejor tenéis un algo en la mirada… No sé. Estos consejos serían para quienes no lo han conseguido con todo lo anterior.

Nos obligan a ser bordes

Sí, yo he sido siempre muy borde ante este tipo de situaciones, pero porque está muy claro que si despachas con simpatía, el otro no se da por aludido y sigue insistiendo, creyendo que es real de una frase de "un no significa un sí", que no sólo ha perjudicado a las mujeres, sino también a los hombres. Así que, si incluso siendo todo lo borde del mundo, no se enteran de que no quieres; cuando eres amable, eso directamente se toma como "llévame al primer portal o cajero automático que encuentres". Y, ya que la situación es sumamente incómoda, lo que quieres es que acabe lo antes posible.
Simplemente mostrar con un hombre la simpatía que mostrarías con una amiga mujer les envía las señales de que quieres algo y ahora ya no estoy hablando de cuando se está en el bar y te han entrado, sino de cualquier situación. Los hombres siempre malinterpretan las señales que lanzan las mujeres o creen que están lanzando señales cuando ellas tienen el foco apagado.

¿Para qué vas a un bar o discoteca así vestida si no es para ligar?

Entiendo que muchos tíos se preguntan por qué están esas mujeres en esos lugares a los que ellos van a pillar si no es para ser pilladas. Hay que entender que, por desgracia, este tipo de actividad social es casi un requisito imprescindible de la vida en sociedad y del tener amistades. Alguien que no haga estas cosas a determinadas edades está mal vista. Se supone que es una forma de pasárselo bien, que a las mujeres les gusta bailar y estar en un ambiente de poca luz y mucho ruido.
En cuanto a lo de arreglarse o vestirse de manera sexy, se hace muchas veces para sentirse bien con una misma o para ser aceptada en el grupo de amistades. No digo que sea algo inteligente, pero ocurre así.
Si no es eso, lo que se quiere probablemente es estar más buena para aumentar las posibilidades, pero no de que te entren más pardillos, sino de que los tíos que te entren estén mejor. Así que, precisamente cuanto más sexy vaya una tía, quizá menos opciones haya.
Cuando una mujer va a una discoteca o pub no es que no quiera ligar en absoluto. Puede ser que quieran ligar, claro, pero quizá no con casi cualquiera de los tíos que les han entrado. A lo mejor esperan un tío más bueno o un tío que les diga una frase más original o que les caiga bien en lugar de darles miedecillo nada más entrarles. Es muy probable que prefiera irse con las manos vacías que con algo que no le gusta mucho. Y por aquí llegaríamos al próximo apartado:

Estrecha o listón

La definición que debería tener el diccionario de "estrecha" sería: "según qué hombre la pronuncie, la mujer que no quiere nada conmigo". Pues eso, un tío llamará estrecha a cualquier mujer que lo rechaza a él en concreto, sin pensar ni por asomo que puede ser que no sea nada estrecha, pero que él no le guste.
Nosotras pensamos justo al revés. Creéis los hombres que nunca nos hemos visto en la situación de invitar a salir a un tío que nos haya rechazado porque estaba demasiado bueno para nosotras o porque éramos demasiado pringadas para él. Pues sí, claro que también nos ocurre a nosotras. Pero jamás hemos dicho que se debiese a que ese tío fuese un estrecho. Siempre nos hemos culpado a nosotras mismas y se nos ha hundido la autoestima.
En ese caso, hacéis mejor vosotros, pero estaría bien que, ya que llamar estrechas a las demás es una estrategia de supervivencia moral, lo pensaseis, pero no lo dijeseis en voz alta.
La verdadera definición de persona estrecha (porque también hay hombres de éstos) no es la de quien rechaza a alguien que no le gusta, sino la de quien pone pegas, da largas, encuentra excusas o incluso dice que no ante alguien que sí le gusta. Pero para eso, o bien se tienen problemas mentales como no saber lo que se quiere o tener miedo al compromiso o bien la educación que has recibido te ha jodido tanto el tarro que no vales para nada o bien has sufrido tanto en otras relaciones que ya no quieres saber nada del sexo opuesto… o del propio si eres gay (pero del propio siempre hay que saber porque se tiene ahí, supongo que esa frase sólo vale para personas hetero).

Risa, sí; poesía, no

Otro de los temas recurrentes en estos blogs es el de que los hombres en algún momento de su vida se las han tenido que dar de sensibles para ligar. Están muy engañados. A las mujeres no nos gusta eso. A ver, entendámoslo: a cualquiera le gusta que le hagan algo especial y pensado para ella en exclusiva. Por ello será siempre el gesto, el detalle, lo que emocione, pero en concreto las poesías y las chorradas de ese estilo no nos gustan especialmente. Si acaso, puede funcionar que alguien finja que le gusta un escritor que a la chica le gusta por lo que dije antes de encontrar cosas en común. Pero, insisto, el tema de la poesía en sí no vale para nada.
Diréis que en vuestra juventud os ha funcionado. Bien, pues si habéis ligado escribiendo poesías o haciendo cosas similares, os aseguro que es independientemente o a pesar de las poesías. Sería porque a esa chiquilla en realidad también le interesabais.
A las mujeres no les gustan los hombres sensibles. Les gustan los hombres duros y malotes (ver apartado siguiente). El hacer poesías sólo puede ir en contra de las posibilidades.
Hay una cosa que, sin embargo, sí que funciona y es que nos hagan reír. Eso sí, cuando alguien no tiene la capacidad real de hacer reír, se corre el riesgo de entrar con las frases cutres y archiescuchadas de las que hablaba al principio. O sea que: si eres gracioso, utilízalo, pero si no lo eres, no lo intentes o el resultado será peor.
Reírse es bueno, te cambia el humor de manera más perdurable que cualquier otra cosa. Escuchar poesía hortera, no. Desconfíen de alguien que asegure que reírse no es importante o que diga que las comedias son malas películas, seguro que está amargado.

Triunfan los chuloputas

Se comprueba que lo que más gusta a las chicas, sobre todo si son muy jóvenes, son los gamberros y malotes de la clase. Cierto es que puede haber un calorrismo en estas chicas o incluso unas ganas de ser aceptadas socialmente que les impiden salir con un joven más interesante en cuanto a su personalidad.
Pero creo que la realidad es mucho más triste que ésa. A las mujeres nos gusta que los hombres tengan personalidad y carisma. En casi cualquier círculo, pero más aún en esas edades, lo único que hay para elegir son los gamberros o los pringados. Un pringado siempre aparentará que no tiene la más mínima personalidad, aunque luego conociéndolo a fondo quizá es diferente. Ante esas pocas opciones, la chica se quedará con el chuloputas porque, al menos, parece que tiene carisma.

Los pagafantas

Lo que decía antes de que es mejor tratar de ligar con alguien en una situación que no sea la de entrar, sino la de amistad tiene pinta de contradecirse con la existencia de los pagafantas, pero no es así.
De nuevo por el tema de que el hombre siempre tiene autoestima, piensa que el problema del pagafantismo está en que ella no sabe que le gusta y que si se enterase todo sería como una comedia romántica. Se cree que lo que ocurre es que se ha traspasado una barrera en la cual ya sólo se puede ser amigo y nada más.
No es cuestión de que haya que atreverse a dar el paso. En realidad, una mujer siempre estará más abierta a entablar una relación con un tío que le caiga bien y a quien considere amigo. Y aquí incluso entran los que son muy feos.
Pero el problema no es ése. Una mujer sí que sabe que su amigo pagafantas está por la labor, esas cosas se notan. Lo que pasa es que él no le interesa. Lo considera, en el mejor de los casos, como un amigo, pero incluso es posible que como una mascota. Una vez una tía te conoce el problema ya no está en si eres guapo o feo. Aquí probablemente lo que pasa es que esos hombres que ejercen de amigo sin derecho a nada no tienen el carisma suficiente como para que las mujeres los encuentren interesantes para mantener una relación con ellos. Si no, ya se lanzarían ellas mismas.
Una mujer sabe que el otro está detrás o, como mínimo, interesado y, o bien le gusta tenerlo colgado porque le hace sentirse bien. Esto se llama "calientapollas", sí, pero la única alternativa a seguir calentando es ser tan borde como habíamos dicho hacia el principio y se suponía que eso era mal recibido.
Para no tener que pasar ese momento embarazoso en el que hay que ser borde por necesidad y dejar las cosas bien claras, las mujeres fingen que no se dan cuenta de que el pagafantas quiere algo más. Pero lo saben de sobra.

No entendéis que nos quejemos del acoso

Fingid que nos entendéis perfectamente para que nos creamos que tenemos cosas en común y que nos comprendéis… no, en serio. No lo entendéis y sobre todo no entendéis que eso nos moleste y que luego nos quejemos de tener la autoestima baja.
Bueno, pues es que el hecho de que un pirado se cuelgue por ti de forma psicópata o de que 20 plastas te entren en un bar no le sube a nadie la autoestima. Ahí entra lo de que parezca algo especial. A nadie le sube la autoestima algo que sabe que le ocurre a cualquier otra mujer, es decir, que no le ocurre por estar buena, sino por estar ahí en ese momento. Y en cuanto a lo del loco… pues da miedo. Mucho.

Ventajas de España

Comenzaba diciendo que los españoles no saben entrar. Pero no todo son desventajas. Por lo menos, comparado con otros países, España está bien porque los tíos sólo te dan la brasa en discotecas o bares, salvo que sean psicópatas que se cuelgan de ti tras conocerte en otros ámbitos, lo cual ya sería tema para otro post. En Italia y en Francia es imposible siquiera salir a la calle sola sin empezar a escuchar zumbidos de moscones por todas partes.

Conclusión

A nosotras nos gusta ligar tanto como a los tíos, pero no nos gusta que nos entren. La única frase buena para entrar sería la que no parece una frase y el único método el que te distraiga del hecho de que te estén entrando. Por lo tanto, el peor sitio para ligar: el diseñado para tal efecto. La peor forma de ligar: la abierta y directa. Como dice la frase: "el amor no se busca, se encuentra", pues con el ligoteo, lo mismo."

-oOo-
Bueno, después de leerlo todavía no comprendo como puedo haber ligado alguna vez...

12 comentarios:

Daniela dijo...

jajaja muy buenos consejos para todos los hombres xD A ver si por lo menos alguno aprende leyendo esto ;)

eL_TiTo_MaTi dijo...

gracioso es desde luego! jajajaja pero no creo que sea muy acertado eh! jejejee

MATANUSKA dijo...

jajajaaajja buenos consejos, a mi me decian que haces para ligar y yo contesté poner ojitos de buena jajaja

besos

Liz dijo...

muy bueno!
un análisis de la situación sin desperdicio, y por mucho que Mati diga que no, bastante acertado.

Buen día!

conxa dijo...

Un buen analisis, y bastante acertado,desde luego.

javier garcia-pelayo dijo...

pruebo si funciona y si es asi ...vuelvo

javier garcia-pelayo dijo...

Gracias por revelarnos esos " secretos de mujer". En cuanto a nuestra actitud, de una u otra manera, lo que hacemos es mostrar nuestro deseo viril, muchas veces torpemente expresado y otras inaceptable e ilegalmente, pero no me refiero a esas veces ya perseguidas por ley. Deseo que, por otra parte, ha movido el mundo, aunque sea a trompicones.
En unas sesiones sobre sexo, que hubo en el Madrid de Tierno,ante la sorna conque las ponentes (Rosa Montero, Maruja Torres y otras) hablaban del deseo masculino, comenté que ese desprecio por nuestro deseo era mas peligroso, para la especie, que la misma guerra. Desde entonces aqui, la natalidad a descendido a cifras negativas, y se oyen mujeres que protestan por la inactividad masculina a la hora del ligue. Por otra parte, siempre pensé que la que liga es la mujer, que nosotros con marcar nuestra presencia y disponibilidad ya hemos dado el primer paso. Si no es suficiente, hay una regla de oro," los tres minutos" si te cruzas una mirada y no reaccionas acercandote en menos de tres minutos, todo esta perdido. Si en cuanto hay ese cruze te acercas,(nunca por detras, ni de frente. En diagonal es lo mejor),hay posibilidades. Una buena vez en la que una frese me funcionó fue cuando: La del alba seria y estabamos hasta arriba, en una dico de playa en los Caños de la Meca y, bailando extasiado, comenzé a decir en voz alta "Soy una inversion sexual garantizada". Lo dije, lo bailé, lo canté al son del bacalao sonate y resultó entonado y a tiempo. Al rato tenia varias personas, mujeres y hombres en derredor mia sonriendome. Fué una buena fiesta en la que nos dieron las 10, las 11 las 12 y 1 y...... nos encontró la luna.
En fin que nadie sabe nada y que el corazón de las mujeres es algo inescrutable para los hombres y viceversa... y quizas asi deba ser, por mantener el misterio de la procreación.
A proposito los que si entienden a las mujeres son los homosexuales que pareciendo amigos de ellas, en realidad son su competencia. Pero se han encontrado con que la mujer actual por su enfrentamiento con los hombres, adopta gustosa el pensamiento homosexual con tal de no aceptar el pensamiento viril, que se supone deben combatir. Esto ha llevado a que el vacio que despues de la caida del muro de Berlin dejó el marxismo dominante en los medios de comunicacion, ha sido reemplazado por el pensamiento del colectivo homosexual, apoyado por las feminas. Enorme merito de un colectivo hasta hace poco perseguido. Enhorabuena.

Y lo que decia mi padre: " La jodienda, no tiene enmienda" . Salud y libertades

m4n010 dijo...

¿Somos los hombres los que ligamos, o son ellas quienes se dejan ligar?.

El estudio es acertadísimo, sobre todo el apartado de los chuloputas. Desde siempre las chicas prefieren a los gamberros y malotes... luego pasan las cosas que pasan y nos meten a todos en el mismo saco.

Anónimo dijo...

jajajajajajaja... pues sí, según este texto, muchos que han ligado no deberían haberlo hecho. La verdad es que disiento en muchas de sus partes. Cada mujer y cada hombre es un mundo y no creo que existan manuales perfectos al respecto. Saludos!!. Sonvak.

Freak dijo...

El texto tiene partes bastante simpáticas y acertadas.
De acuerdo en que los tíos no se enteran, en muchísimas ocasiones, no todos, claro.
Lo que yo creo es que ese grupo de tíos, a los que nos referimos, aprenden a seguir la corriente a las chicas, dicen lo que creen que ellas quieren oír, etc. hasta que ellas caen, pero en infinidad de casos todo es fingido.
Los únicos que pueden ligar, siguiendo las reglas que propones en el post pero sin siquiera proponérselo, son los hombres capaces de ver a una mujer como un igual, no como un bicho raro al que has de conseguir convencer para poder acostarte con ella, sin ser capaz realmente de verla como un igual, diferente, pero persona al fin.

Espero haberme explicado.

Un saludo, enhorabuena.

wil4 dijo...

No es la primera vez que leo comentarios de un tía diciendo que los tios no sabemos entrar. Creo que algo de razón no te falta en lo que dices.
Pero también hago la pregunta: vosotras, entrais a los tios alguna vez en vuestra puñetera vida? Haceis alguna vez algo aparte de esperar cómodamente y juzgarnos desde esa atalaya en la que todo lo tenemos que hacer nosotros y en la que todo se os debe y nunca estais contentas?
Creo que vuestra falta de iniciativa, aparte de nuestras torpes entradas, hace que las entradas sean siempre en dirección hacia vosotras y eso satura mucho porque al no elegir vosotras de manera activa crea una actitud a la defensiva (al fin y al cabo teneis que hacer un proceso de selección que incluye quitarse se encima a un montón de pesados).Es cierto que muchas veces nosotros no entramos como deberíamos pero también veo mucha cerrazón por vuestra parte.

wil4 dijo...

No os gusta que os entren. Teniendo en cuenta que en España nunca entrais vosotras, cómo se soluciona el problema? Supongo que entrando pero que no parezca que os estamos entrando. Y digo yo: vale que la vía directa o a saco, no funciona pero por qué no dejarse de tanto paripé, gilipollez, o retorcimiento de sí pero en realidad no, y ser mas naturales? Anda que no sois complicadas!