jueves

De mal humor

¿Por qué ciertos días te levantas de mal humor? Sin motivo. Es un día normal, no esperas nada extraño ni tienes premoniciones raras, has dormido el tiempo habitual y de una manera normal… No hay nada diferente. Todo es como siempre. Y sin embargo estás irritable, cabreado, contestas con malas formas a las primeras de cambio, todo te parece mal…

Y no se arregla. Llegas al atasco y es menor que otros días y tardas 20 minutos menos. Una de cal. El parking está completo y te tienes que ir a otro bastante más lejano. Una de arena. Como has llegado con antelación te da tiempo a tomarte un cafelito en el bar que te gusta. Otra de cal. Al llegar a la oficina te das cuenta de que te has dejado las gafas en el coche y tienes que volver, y está a tomar por saco. Otra de arena... Y así se va deslizando la mañana. Con sus cosas buenas y malas. Pero tu humor no mejora y además, tu desbocada imaginación empieza a jugarte malas pasadas montándote escenarios indeseables. Como no la sabes apagar, el humor pasa ya a un color humo y decides que es mejor no hablar con nadie para evitar conflictos. Ya tienes un cabreo del 15.

Si fuese mujer, me espetarían de inmediato que estoy con el SPM. Pero soy tío y tengo 50 tacos, así que no creo que se trate de eso.

Pero me he levantado con el pantalón a cuadros. ¿Por qué?

6 comentarios:

RAMPY dijo...

Pues yo creo que depende de los días, porque hay veces que tienes un mal día y te lo tomas con buen humor y al revés. Los seres humanos somos tan complicados y complejos...
Un abrazo.

Liz dijo...

porque estas cosas pasan...

Paciencia, ya queda menos día y seguro que mañana es diferente.
Y tómalo con humor, que siempre ayuda.

Un beso

El efecto mariposa... dijo...

Pos yo te dejo un besillo y un abrazo, a ver si con eso al menos se te hace el día más llevadero, si?
:)

Dina dijo...

Hay que reconocer que los días pre, post y monstruales vienen de cine pero en ocasiones ni a ellos se les puede echar la culpa... así que consuelate, será este tiempo otoñal que estamos sufriendo esta primavera.

Te envio un lametazo cochinote (de esos que lo curan to, jaja)

Opaito dijo...

Es que hay dias un poco porculeros, si señor

SONVAK dijo...

uffffffffff... ojalá no existieran esos días...