viernes

Más de Diego

Últimamente los mejores ratos me los hace pasar el “peke”. Con sus cinco años y su forma de ver el mundo, cada día me sorprende y me hace reír. Como tenemos tantos kilómetros en coche, sin nadie más, sin TV, sólo con la música de fondo te cuenta cosas y te deja con la boca abierta.

Esta mañana, desayunada un bocata de nocilla, su favorito, y me comenta:

- Papá, aborrezco la nocilla.
- Diego, será que te encanta. Aborrecer es cuando algo no te gusta nada de nada.
- Pues eso, me encanta. Me pone los “pelos duros”, como cuando veo a una chica guapa…
- ¡Ah!, a eso se le llama ponerse la piel de gallina. (“¿Los pelos duros?, ¿estás seguro de que son los pelos, hijo?")

Ayer, al ponerse el pantalón del uniforme, recién lavado y planchado, le pregunto por los bultos de los bolsillos: sacó dos “Bakugan” y dos “Gogos” (no se los dejo, oficialmente, llevar al colegio porque el cole lo prohíbe, pero hago la vista gorda cuando se lleva uno, máximo dos, de acuerdo con el profesor, como pequeña rebeldía)
- ¿Qué te llevas al colegio? Sabes que no se puede…
- Papá, había cogido dos Bakugan…
- Pero llevas cuatro muñecos
- Es que, no sé cómo, me he encontrado dos Gogos en los bolsillos. Se habrán escondido ellos ahí…

Ese día no se llevó ninguno, pero yo casi me atraganto de la risa.

De verdad que es una detrás de otra y con todas me parto. Lo siento, soy un papá bastante baboso ¿verdad?

14 comentarios:

Grumpy dijo...

bastante baboso, bastante cariñoso, bastante amigo, bastante simpatico, bastante....de eso nunca se es bastante.


muacks!!!!!!!!

McGrau dijo...

jo como mola, no tengo hijos pero me enternecen esas cosas. No hay nada de malo en ser baboso con un hijo, ten en cuenta que dentro de poco estais bebiendo cervezas juntos (no te lo tomes literalmente al pie de la letra) y si teneis una buena relación siempre lo tendrás a tu lado.

Un saludo.

Dina dijo...

Si es que con 5 años es como para comérselos, lástima que luego crezcan... no te quiero aguar la fiesta pero aprovecha ahora (antes de que le llegue la dichosa adolescencia y te arrepientas de no habértelo comido)

José Manuel Beltrán dijo...

Ayer, pues no lo hice en el cine como debe ser, estuviendo viendo en el Plus una estupenda película: El niño con el pijama de rayas. Viene esto al caso de tu post, amén de otros mensajes de la película, de como en los niños encontramos preguntas -que no respuestas- tan simples a los hechos cotidianos de nuestra vida.

Les hago una comparación con los filósofos, cuando ante cualquier cosa su pregunta es ¿por qué?.
Disfruta de tu hijo mientras puedas, ciudadano. Un saludo.

SnakePlissken dijo...

jajja, muy bueno... si es que los peques son la ostia veces...


te has planteado el mandar esas frases al hormiguero? no si si siguen teniendo esa seccion..


Saludos

JGAV dijo...

jajajajajajajajajajajajaja!!!!!

Son mais listos ca fame, (decimos por aquí).


Sigue así de baboso, ellos te adoran.


Un abrazote.

clara dijo...

aprovecha... todo esto tiene fecha de caducidad...

molinos dijo...

Mis hijas han venido esta semana contando el chiste de Miss tetas, ese clásico..pero hacen una mezcla que se me saltan las lágrimas de la risa. Aprovecha que dentro de poco en los bolsillos llevará cosas que no te enseñará.

El efecto mariposa... dijo...

Pues yo no había visto esta entrada, mire usted!!!
Es para reirse con las ocurrencias que tiene, sí...Se ve que debe ser todo un personaje...En cuanto a lo de baboso, ya te lo he dicho muchas veces, ojalá todos los niños tuvieran un padre que babeara así con y por ellos.
:)
Besos mil.

Esther dijo...

eso es bueno ser un padre baboso , cariñoso y que está pendiente de su niño y si encima compartes tus experiencias con todos nosotros no nos podemos quejar eh jaja. besos

MoHiKaNa dijo...

Jajajajajaja, lo que me he reido con los pelos duros jajajjajajaja. Desde luego donde hay un niño, hay alegría.

conxa dijo...

y quien no se pone baboso con su niño de 5 años?????

ale, babea tranquilo,

Mónica dijo...

Es que es para que se te caiga la baba! que gracioso!

Besos

Rocío dijo...

No, hombre, no eres baboso... es que los críos a esas edades son muy simpáticos. Y aprovecha... que luego se pasa!!! Un saludo