domingo

Orgulloso

El otro día tuve que hacer una gestión en el centro y me vi obligado a dejar el coche en uno de esos aparcamientos que están "vigilados" por esos inmigrantes que te exigen un impuesto "voluntario" por localizarte una plaza que tú ya has visto y "cuidarte" el coche: los gorrillas.

Conducía yo un coche barato, de esos fabricados en el este de europa (mi triste economía no da para más), y de los que no ven demasiados circulando por ahí. El gorrilla de turno, un hombre ya mayor, con la piel curtida por muchas horas de intemperie, me localiza la plaza.

Aparco, desciendo del coche y el hombre, en un medio castellano apenas inteligible, me dice que esa marca la fabrican en su país, que él es de allí. Le confirmo que efectivamente el vehículo es importado de su país. Me indica que el coche es bueno, fiable, duro, con lo que me muestro de acuerdo porque relamente es cierto. Me vuelve a repetir, con una sonrisa de oreja a oreja, que lo fabrican es su país, y que lo exportan a todo el mundo, citándome a continuación una lista inmensa de países. Me muestro de acuerdo y le reitero que el coche es barato y bueno.

Encaminándome hacia la salida, me acerco hacia el hombre y me dipongo a darle la "voluntaria propina de rigor". El hombre, sonriente, con los ojos humedecidos, realmente emocionado, se niega a aceptar la propina y me vuelve a repetir que ese coche lo fabrican en su país.

Debo reconcer que esa muestra de orgullo por aquello que él consideraba algo muy suyo me emocionó un poco, e insistí, esta vez voluntariamente de verdad, en que aceptara la propina, a lo que siguió negándose sin perder la sonrisa.

Cuando terminé la gestión y regresé al coche, simplemente me despidió, de nuevo sonriente, estrechándome la mano. Pensé, vista la reacción en lo realmente duro debe de ser estar fuera, lejos, de tu casa, tu país y los tuyos.

5 comentarios:

Dina dijo...

Es lo que tiene, no hay como alejarte un poco de tu tierra para que todo lo de allí lo veas como algo maravilloso, algo que te ha solucionado el día

Liz dijo...

eso mismo deberían pensar aquellos que opinan que "no se cabe" o que "vienen a quitarnos lo nuestro" y lindezas del mismo tipo... debe ser muy duro irte de tu casa, de tu país, de tu medio sin nada y sabiendo que donde vas no te reciben con los brazos abiertos. Ojalá nunca tengamos que saber cuanto.

Buen domingo Aspective!

Morgana dijo...

Orgullo y morriña, tiene que ser muy duro.

SnakePlissken dijo...

pues hace poco vi un documental de los gorrillas esos y la verdad es que ha de acojonar un poco esa situacion. Suerte que aqui en barcelona notenemos (aun) este tipo de "servicios".

Por otra parte, me parece muy bien por parte del sujeto en cuestion que haya hecho eso... almeno demuestra, que a pesar de que para ganarse la vida tenga que hacer cosas de dudosa honradez, tiene su corazoncito.

Saludos.

LadyinRed dijo...

Si, que empatía Apective.
El más duro es en la epoca de Navidades. El resto - de vez en cuando en tus sueños hueles a pan, al bosque, a la lluvia, el sol también tiene otro olor:-) Echas mucho de menos a la gente, a los sabores de toda tu infancia. Me integro, estoy encantada aqui, pero duele cuando te dicen "que mal hablas español". Y tu estas haciendo todo lo posible para que no se te note el acento, pero se te olvidan los articulos...
Al mejor por eso captamos estos detalles - es mio, de mi pais...
Que gran corazón tienes Aspective, como conoces a la gente.