lunes

Odio la cerveza Estrella Damm

Cae en Madrid la primera nevada de la temporada. Es madrugadora y, aunque me gusta el frío, la nieve y el invierno en general, justo hoy voy a dar con el anuncio completo de esta pasada temporada estival de Estrella Damm, acompañada de su canción "Applejack"








Lo cierto es que me deprime y me cabrea. ¿De verdad existen esos veranos? ¿De verdad existen los barcos, las aguas transparentes, las tías estupendísimas que se dejan ligar, las fiestas, la juerga? ¿Y por qué yo no he pasado de la maldita playa de San Juan en Alicante en donde te encuentras con todos tus vecinos, jefes y compañeros? ¿Por qué yo no he conocido ninguna tía de esas? ¿Que pasa, que las matan después de terminar el rodaje? Prometo firmemente no tomar Estrella Damm a ver si deja de hacer estos anuncios y de sumirme en una depresión de caballo cada vez que llega el verano. O el otoño. O el invierno. Que me pongo verde de envidia, lloro por lo que ya nunca será, añoro mis veintitantos, que me los pasé entre acabar de estudiar (contrareloj), hacer la puta mili y comenzar a trabajar cobrando una mierda. Y encima me casé con mi ex, que por cierto no se parecía en nada, en nada a la del anuncio (serían de verdad de la misma especie o es que hay homo sapiens y homo sapiens-buenísimus)

Si tuviera la consabida varita mágica o un genio con un solo deseo, creo que no pediría fortunas ni chorradas de esas. Yo pediría un verano de Estrella Damm. Pero repito ¡¡ni una sola cerveza!!

1 comentario:

conxa dijo...

yo tampoco he encontrado tios asi, ni veleros ni nada de eso que se ve en el anuncio y vivo al lado del mar....

yo si quiero la cerveza jejeje