sábado

Diego. Educar y aprender con 5 años

Uno cree que por tener hijos más mayores el tercero va a ser más sencillo de educar. Y que no te van a sorprender. Craso error. Diego, 5 años, es una pequeña cajita de sorpresas.
Ayer recibimos, a media mañana, la llamada telefónica de su profesor quien nos indicó que debíamos llevar el niño al médico porque tenía un problema: cada muy poquito tiempo necesitaba ir al baño. Pensamos en algo de frio, quizá una infección…

Al recogerle a la salida del colegio, por la tarde, el profesor ya tenía el diagnóstico: jeta. Una simple y gran cara dura: Como aún son pequeños, en clase los mandan al baño de dos en dos. Y Diego se las había apañado con su grupo de amigos, para:

1.- Ir escondiendo en el baño todos los juguetes (Gormitis, Bakugan, cromos…) que se llevaban de casa. Dónde, es aún un misterio.
2.- Lograr que los “cuatro magníficos”, amigos inseparables, coincidieran varias veces a lo largo de la mañana en el baño, donde se montaban una partidas increíbles. Sólo les faltaban las apuestas, pero creo que todo llegará.
3.- Evidentemente tomar a conciencia el pelo al profesor, que todo se lo creyó y estaba preocupado por la incontinencia del crio. Y no es bisoño, que acumula más de 30 años de experiencia.

Diego ha salido de la aventura, sin juguetes, sin poder coincidir con sus amigos como acompañantes, y sin poder ir al baño más allá de una vez cada mañana. Pero, al parecer, durante unos días se lo han pasado en grande los cuatro con sus partidas a escondidas en el baño. Con cinco años. Reconozco que me acojonan sus catorce.

¿La justificación que ha dado? Que se aburre en clase. Sus compañeros están comenzando a leer y escribir y él ya lo hace. Pero en casa no le hemos enseñado y en el cole nos juran que ellos han seguido el mismo ritmo con todos. Nos decía el profesor que cómo castigarle si es el que mejor lee y el que mejor escribe de su clase. ¿Y me lo pregunta a mí? Yo estudié económicas, oiga…

Y sus preguntas. Me dejan bloqueado porque no sé que se le tiene que contestar a un niño de cinco años ante ciertos temas, casi todos sexuales. Una explicación “técnica” no la entiende y otras veces, francamente, no sé qué contestar. Hace unos días, llegando al colegio, según aparcamos el coche, me espeta:

-¿Papá, por qué a veces la colita se me pone grande, dura y para arriba?

Menos mal que ya estábamos parados.
Lo primero que se me ocurrió logré, afortunadamente, callármelo, pues además de no ser entendido por el crio, creo que hubiese merecido la censura de la madre: cierto, no le puedes decir al niño “para cepillarte todo lo que se te ponga a tiro” ¿verdad? A ver, pensé, si le contesto con la utilidad real del fenómeno, me voy a meter en un charco impresionante, y no sé si será contraproducente, pues seguro que quiere experimentar rápidamente las nuevas posibilidades de juego que la explicación le puede abrir. Y aún no estoy por la labor, de verdad. Una respuesta fisiológicamente técnica no está aún al alcance de su comprensión.
De momento (cobarde…), una respuesta para salir del paso.

-Seguramente te pasa cuando tienes muchas ganas de hace pis…
-Sí papá, por las mañanas cuando tengo ganas de hacer pis. Y cuando me gusta algo…
-¡Venga niño, que llegamos tarde al colegio…!

Voy a empezar a preparar un Excel con preguntas y respuestas (consensuadas con su madre, claro). Se aceptan sugerencias…

7 comentarios:

SONVAK dijo...

jajajajajajjaja.... aún me stoy riendo con el final del post, jajajajaja... Pero el principio... madre mía la que te espera, je!!!!

Besazos!!

Grumpy dijo...

jajajaja
jajajajajaja....
me parto.....
pero que listo es el chaval!!!!
jajajajajajajajajaja

Dina dijo...

Jajajaja, veo que esta criatura promete... le veo un futuro brillante, jajajaja. Amos, con estas ocurrencias ¿quien le va a poder carrañar (por si no lo entienes es echar la bronca)?... ¿como le vas a castigar ante esto?... hombrepordios, que el crio tiene mucho potencial, jajajaja.

Vamos, con sólo leerte me estan entrando hasta ganicas de tener otro churrumbel (menos mal que se me pasan pronto, jajaja)

despe dijo...

que inteligente tu niño Aspective; aún estoy con una gran sonrisa al leerte , te digo que no sé que contestaría yo me quedaría sin palabras después de quedarme colorada ,eres un gran papá!
saludos
despe.

molinos dijo...

No le mientas al muchacho..no sirve para "cepillarte a todo"...solo a lo que se deje...jajajajajaja.

Me hubiera gustado saber como hubieras contestado a su siguiente pregunta: ¿qué es cepillarse?

¿Me lo explicas?

El efecto mariposa... dijo...

jajajajajaja...
A mí la preguntita me ha reir tela también pero lo que me admira realmente es cómo se las ingeniaron los 4 para hacer sus scapadas y jugar y cómo le dieron coba al profe jajajajaj...que se prepare el mundo para estos personajillos...

Saray dijo...

Tú no tienes un niño sino un pequeño Einstein en ciernes!!! jajaja me he reído mucho con este post (el primero que leo de tu blog con el que me acabo de topar).