viernes

La insidia de los fabricantes

A veces me encuentro con esos textos sarcásticos que se meten con los hombres, o mujeres, a través de imaginarios cursos que destacan irónicamente los tópicos sobre nuestras respectivas incapacidades (véanse algunos ejemplos):

CURSOS ESPECIALES PARA HOMBRES

TEMA 1: La plancha: de la lavadora al armario, ese proceso misterioso.


TEMA 2: Desmitificación de los riesgos de llenar la cubitera de hielo.
(dramatización con apoyo de diapositivas)

TEMA 3: Últimos avances científicos: sacar la basura NO provoca impotencia ni tetraplejia (prácticas en laboratorio)

TEMA 4: El rollo de papel higiénico: "¿Nace el papel higiénico en el portarrollos?" (Exposición sobre el anacronismo de la Generación Espontánea)

TEMA 5: Como bajar la tapa del inodoro, paso a paso (TELECONFERENCIA CON LA UNIVERSIDAD DE HARVARD)

TEMA 6: Por qué no es necesario agitar las sábanas después de una flatulencia. (ejercicios de reflexión en pareja)

TEMA 7: "¿Los hombres que conducen, también pueden preguntar a los transeúntes cuando se pierden sin riesgos de transexualismo? Con testimonios

TEMA 8: Hacer la maleta: "Incompetencia innata o incapacidad mental progresiva"

TEMA 9: La lavadora: Esa gran desconocida. (Ejercicio práctico con títeres)

TEMA 10: "Es posible orinar sin salpicar fuera del inodoro” (Prácticas en grupo)

TEMA 11: Diferencias fundamentales entre el cesto de la ropa sucia y el suelo (trabajo en taller de musicoterapia)

TEMA 12: El hombre en el asiento del copiloto: "¿Es genéticamente posible no hablar o desencajarse convulsivamente mientras ella aparca?”

TEMA 13: "Se puede seguir siendo persona sin tener el mando a distancia de la tele" (Demostración hipotética de una extirpación)

TEMA 14: Cómo luchar contra la atrofia cerebral: al final de este módulo podrá recordar cumpleaños, aniversarios, etc...

Etc. Podemos tropezarnos con muchos y yo los encuentro, en general, graciosos y divertidos. Son un mensaje irónico sobre nuestras actitudes reales o clichés estereotipados.


Menos uno: LA LAVADORA.

Reconozco que es algo imposible para mí. Vamos a ver si me explico. Me aclaro, se me dan bien y me gustan, todos los aparatos electrónicos. Aprendo su manejo intuitivamente.

Pero la lavadora ¿la lavadora? No he sido capaz. Mi mujer, por ejemplo, y por falta de interés, que no de capacidad, no ha llegado jamás a saber ni programar el vídeo. Pero la lavadora no tiene misterios para ella. ¿Por qué? Ahí es donde creo que entra la insidia de los fabricantes. Seguro que han dispuesto de técnicos, psicólogos, sociólogos, psiquiatras y demás, para que la LAVADORA parezca un aparato electrónico, pero realmente sea un cachivache con código secreto únicamente entendible por la privilegiada mente femenina. Y lo digo con pesar y sin retranca, que conste.

¿De verdad son necesarios 20 programas para lavar la ropa? Si al final todo consiste en que la ropa da vueltas dentro del bombo…


Y las instrucciones… Si tengo una camisa que no es de algodón, de color azul fuerte y está bastante sucia (bueno, sí, soy algo “descuidado”) ¿la debo poner en “color muy sucio” en “sintéticos” o en “lavado biológico”?. Busco en las instrucciones y me encuentro lo siguiente:

“Clasifique la ropa: Separe la ropa en función de la suciedad en ropa sucia y ropa poco sucia. También es aconsejable lavar por separado las prendas de colores blancos o claros de las de colores oscuros. Es recomendable que seleccione la ropa en función de tipo de tejido (algodón, lana, seda, sintéticos, etc.) para luego ajustar mejor el programa de lavado adecuado.”


Joer, pues ya está. Todo aclarado.

¿Y dónde está la línea que separa "sucia" de "muy sucia"?. Eso digo yo que dependerá de la tolerancia de cada cual ¿no? Cuanto más guarro seas, menos sucia te parecerá...


Y con los tejidos... En fin, dos o tres conozco pero del resto, ni idea.
Además como tengo antecedentes “artísticos” (he conseguido teñir la lencería favorita de mi mujer de un color, digamos… “gris sucio” sin esfuerzo y también cambiar casi mágicamente las tallas de varias prendas, dejando algún jersey, también e inefablemente de mi mujer, listo para su uso por mi hijo pequeño) me encuentro que, para no repetir proezas, tendría que poner unas 7 lavadoras, con tres prendas cada una, y así no meter la pata.


Además, los símbolos para poner en marcha, parar, abrir, espera de seguridad, etc., rompen todos los cánones de comunicación por iconos preestablecidos. Son un lenguaje propio y distinto al resto de aparatos.
Y que diferencia hay, me pregunto yo, entre detergentes en polvo, en gel, líquidos… lo que se ponen en el cajetín, los que se ponen directamente en el bombo dentro de un artilugio curioso... porque tenemos de todos. Y ¿para qué? ¿no se disolverá el jabón finalmente igual en el agua, venga de donde venga, y sea como sea?


Pero hay más misterios: ¿Cuándo hay que poner el prelavado? ¿Y entonces para qué sirven los programas de “muy sucio”? ¿Y el centrifugado a varias revoluciones? Jamás acierto. Tampoco sé para que sirve ese programa que deja la ropa flotando en agua (¿??). ¡Ah! y hay dos teclas que jamás me he atrevido a tocar. Por si muerden.


Y si ya nos metemos con los complementos:"lejía"(la del futuro, la tensoactiva, la que tiene aroma y la de toda la vida), el "kalia oxiaction que te endiño gel con oxígeno proactivo que te cagas" que te da la impresión de que va a disolver la ropa, almidón (¿se sigue usango almidón?), sales para la dureza del agua, suavizante... Los suavizantes dan para un capítulo especial. De su elección depende "a qué va a oler" toda tu casa, toda tu ropa y tú, durante el próximo mes. Y hay cada uno...

Y no hablemos de las temperaturas. Caliente o frío son conceptos totalmente subjetivos que la lavadora y yo no compartimos. Ella debe de ser más friolera y quiere agua caliente. Pero no se la pongo ni a tiros que ya me sé que destiñe y encoge todo. ¡Hala! aguita fria y sin tirita, que se compre una estufa.

Al final he decidido que la mejor forma de no meter la pata es meter toda la ropa junta, a la temperatura mínima, con poco jabón (sea sólido, líquido o con gaseosa), el programa más corto, se llame como se llame, sin lejías ni suavizantes, ni virguerías, por si acaso y el centrifugado al máximo. Y correr como alma que lleva el diablo para sacar la ropa del infernal aparato en cuanto acaba. Quedar, no sé como quedará la colada, pero al menos no me mandan poner más ese cacharro incomprensible. En fin, que de verdad todo esto es, para mí, un mundo cercano a la tecnología aeroespacial.

8 comentarios:

Liz dijo...

jajaja vaya morro tienes!
pero después de contarlo así...dan ganas de perdonártelo.

si encuentras el tema 7 avisa que sé de uno al que le vendrá de maravilla.

Buen fin de semana!

Esteban dijo...

Bueno...............
Es curiosisimo que hayamos lelgado a la misma conclusión... yo también pongo todo en la lavadora, en frio, sin lejía....... y así evito complicaciones.
No me queda tan límpio inmaculado como cuando lava mi mujer pero.....¡ya vale!
Sin embarog, mi asignatura pendiente es la plancha. El otro día, tiempo cronometrado, tarde 15 minutos en planchar una camisa ¡y me quedo arrugada! ¡hay que joderse!

Un abrazo,

Esteban

despe dijo...

hola Aspective , cómo estas? bueno a mi me pasa algo igual lo básico jeje pero en la plancha si que tengo rapidez entretenido post me he reido no hay nada mejor que el humor para empezar un dia saludos amigo y buen dia despeinada.

Grumpy dijo...

la lavadora es una de las cosas más fáciles por lo menos para mi ....da igual lo que hagas tu siempre lava en frío y separa los colores...lo demás son tonterías...ahora por favor podrías explicarme a mi como coño se actualizan los canales del tdt....arggggggg


un besote aspective

SnakePlissken dijo...

bueno, yo he estado trabajando lavando ropa, y por experiencia he de decir que lo mejor es separar la ropa, y meterle a cada una el programa que corresponda.

En un hogar es tan simple como separar blanco de color, al blanco le metes 50 grados (si se tienen dudas 40 y te curas en salud) y a la blanca le metes 60 y tan anchos.

Tema de jerseis de lana, agua fria siempre.

Pero vamos, yo es que lavaba ropa en un hospital, y claro, la ropa interios iba a 70 grados, los pantalones por un lao, los jerseis aparte, el contagio a 90 grados y luego otro lavado a 60 (y si hay jerseis que se jodan)


En fin... que teneis razon, mucho follon, agua fria para todo y arreando!

Grumpy dijo...

puf! perdón...dije una palabrota!

RAMPY dijo...

Podrías escribir monólogos, tío.
Buenísimo
Un rampyabrazo
Rampy

Daniela dijo...

jajajjaja no desesperes! Yo tampoco tengo idea de como se usa una lavadora, y soy mujer xD