miércoles

A veces te ponen en apuros

A lo largo de los años, con el crecimiento de mis hijos, he aprendido a ir contestando a sus preguntas y “por qués” de todo tipo y condición. Y a echar algún balón fuera… también he aprendido. Sin embargo hay veces que me siguen descolocando y me dejan en fuera de juego.

Desde hace unos días, el más pequeño, cinco años, va a eso que ahora se llama un “campamento urbano” y que no es más que un “aparcaniños” para cubrir las diferencias entre sus vacaciones y las de sus progenitores. Muy divertido eso sí. Pues bien, al ser el niño nuevo y no conocer a nadie en el campamento, yo le intentaba dar consejos, ya que es muy abierto pero inicialmente algo tímido, para conseguir que se socializara e integrara con el resto lo más rápidamente posible y pudiera pasárselo mejor.

Conversación en el coche de camino al “campamento”:

-Yo: “Pues cuando veas un niño con el que quieras jugar, te diriges a él, y le dices “Hola, yo me llamo Fulanito y tú? Y luego le preguntas si quiere jugar contigo”. En ese momento, y acordándome de la Bibiana y de lo políticamente correcto, agregué: “Niño, o niña, claro”

-Hijo: “¿Niña? Es que cuando hablo con una niña guapa se me ponen los carrillos colorados…”

(Caray. Tú haces un gran esfuerzo por contener la risa, y el coche, pues el niño está hablando totalmente en serio contigo y no puedes faltarle al respeto despiporrándote a carcajadas)

-Yo: “Es normal, hijo, no pasa nada. Tú háblale como a los niños y pregúntale si quiere jugar contigo…” (Como veis, las mujeres nos dan problemas por muy pequeños que seamos)

Y a continuación recordando mi papel de educador le digo:

-Yo: “Pero hijo, tienes que jugar con todos los niños y con las niñas aunque no sean guapas porque eso no es lo importante” (Aquí yo, inculcando valores positivos)


-Hijo: “¿Y qué es lo importante? A mí me gustan guapas…”
Y surge el problema. ¿Qué le digo? ¿Que lo importante es que sean inteligentes, con iniciativa, emprendedoras, educadas, buenas personas, trabajadoras, simpáticas, etc. etc.? Me va a mirar como si le hablara en chino. Intento adaptarme a la edad…

-Yo: “Lo importante es que sepan jugar, y os divirtáis y lo paséis bien juntos ¿no?”

-Hijo: “Es que a mí me gustan guapas”

(Dios mío, hijo, como te oigan, vas a ir de cabeza a la hoguera)

En fin, que francamente no sabía por dónde continuar con el tema, porque me había dejado descolocado.

-Yo: “Bueno hijo, lo más importante es que te diviertas y aprendas muchas cosas y te lo pases genial jugando con todos…”

Al día siguiente estaba tan contento porque había hablado con la más guapa.

Y a ver ¿cuando y cómo le intento imbuir otros valores? Porque la verdad, me miraba como si le estuviera discutiendo algo evidente… Eso de gustar las guapas debe de venir con el instinto porque hasta ahora es algo que, por supuesto, jamás habíamos hablado con un niño de 5 años. Y es que a mí… también me gustan las guapas (e inteligentes, con iniciativa, emprendedoras…)

11 comentarios:

SONVAK dijo...

Quizá haya que decirles que el hecho de que sean los más guapos no significa que vayan a ser los más simpáticos o con los que más a gusto se sientan... aunque siempre se puede dar la combinación perfecta.

Pero, sí, es difícil explicarle a los niños de hoy en día, que viven en una sociedad de culto al cuerpo, que la belleza física no es lo importante.

Y también es muy cierto que hacen preguntas que lo descolocan a uno totalmente. La última que me hizo mi hija, que tiene 9 años, fue: mamá ¿qué es un orgasmo?. Ya te puedes imaginar mi cara, aunque salí al paso diciéndole que "es sentir mucho placer". Eso sí, me parece que se acerca rápido la típica charla sobre el sexo.

Besos!!

m4n010 dijo...

Efectivamente hay cosas más importantes en las que fijarse que en la belleza física, lo que pasa es que si no son guapas no te fijas en ellas.

Tienes que decirle aquello que dicen las feas, de que las guapas son por lo general tontas, aunque pienso que el chaval salió con el instinto desarroyado.

Dile también que el dinero no da la felicidad.

Grumpy dijo...

jajajaja.....
aquí una amadecasa-madre-trabajadora de esas que existen en el mundo....
le diría al niño de 5 años....pues eso habla con la más guapa...pero no te olvides también de hablar con la fea.

jejejeje
un besote Aspective...no se pq pero yo pensaba que tus niños tenían más edad (me lo habré inventado, uips.)

Aspective dijo...

Sonvak:
Yo le puedo decir muchas cosas pero tod@s juegan y él prefiere que sea con las guapas. Supongo que para explicarle lo de la belleza interior voy a tener que esperar un poco más.
Y sí te espera la primera de varias charlas sobre sexo, pero hazlo antes de que le de vergüenza hablar contigo de ello, o de que sepa más que tú.


m4n0l0:
Claro, es difícil ver el interior cuando el exterior no te incita a acercarte. Creo que somos así.
Sí, le puedo decir que las guapas son tontas o como me dice a mí mi mujer, que están operadas, pero a los cinco años me parece prematuro.
¿El dinero no da la felicidad? Bueno es saberlo. Como dice el dicho "da algo tan parecido que hay que ser un verdadero especialista para distinguirlo...


Grumpy
Lo que intentaría es que no discriminara, que no se fijara, en si son guapas o feas, pero esa guerra creo que la tengo perdida. Le digo que juegue con todos, especialmente con los que vea solo, etc. pero no sé yo si me hace mucho caso...
Tengo un buen abanico de edades.

Barbijaputa dijo...

Seguramente el verá guapa a la más divertida, su concepto de belleza no creo que sea el que se rige por nuestros mismos cánones. A eso se refería él con lo de "la más guapa".

Despe dijo...

Estimado Aspective de tal palo tal astilla jeje que bueno que hablas asi con él cuando pasen los años la confianza valdra un millón saludos despe

El efecto mariposa... dijo...

No sé si te serviré de ayuda pero yo con los míos tiendo a simplificar...Por ej en este caso les diría: " Es cómo si te vas a comer un chupachup ...lo primero que te llama la atención es el color,el aspecto, pero quizás una vez q los pruebes te des cuenta que el q te gusta de veras es otro.."No quiero decir q haya q probarlo todo...ni q tu hijo tenga q probar...ains poddió...ya me he liao...ves? simplificar es exactamente lo contrario de lo q acabo de hacer yo...jajajajaja..;)
Un saludo

Aspective dijo...

Barbijaputa:
Pues no lo sé. Quizás es un coincidencia pero cuando dice que son guapas, son guapas. Sus favoritas, como no, son las rubias con ojos azules.
Desde luego mal gusto no tiene. Ahora, si también son las que mejor juegan, no lo sé.


despe:
Sí, ahora hablo.Hablo mucho. Y con sus hermanas también, pero el futuro está lejos y vete a saber. Creo que es bueno. Si lo puedo conservar, lo haré.

El efecto mariposa:
No, pero el ejemplo del caramelo es buena idea. Te puede llamar la atención por el envoltorio o el color y luego no ser el más rico. ¡buena idea!

gorio dijo...

Mi hijo de 8 años siempre me echa la bronca cuando sale de mi boca alguna palabra mal sonante(insultos, etc..), me dice:

_¡¡Paapii!!, ¿Quéeeee?.

Y yo le digo:

_Perdona cariño, se me escapó.

conxa dijo...

me habia pasado esta entrada en mi ausencia!!!

es dificil que a los 5 años, entienda lo de emprendedora y demás, pero al menos le has dejado caer que no es importante que sea guapa, esto es ir sembrando poco a poco, y algo queda, seguro.

Tu niño apunta muy alto eh? jajaja que se pone rojo dice jajajajaj

Aspective dijo...

Sí pero no me debe de hacer mucho caso.
Ahora está supercontento porque se ha hecho amigo de una niña nueva que es ¡aún más guapa!. Y es su novia (y van...)
Como no le toque una primitiva y se haga play-boy, creo que las va a pasar muy mal el pobrecito.
Ahora, insisto, buen gusto tiene. Es innegable.