martes

Un babero, por favor

Si, reconozco que se me cae la baba con mis hijos. ¿Qué le voy a hacer? Hablar con la mayor, asistir a los primeros noviazgos de la mediana y ver como el pequeño va aprendiendo, descubriendo cada día que es capaz de hacer nuevas cosas, es una experiencia, que por más que la repitamos todos y cada uno de los padres, te parece única. Como cuando sostienes a tu hijo por primera vez en brazos. Crees imposible que nunca antes nadie se haya sentido así.

El pequeño todo lo ve, lo intenta y es acojonante la cara de curiosidad, de intensa concentración cuando le explicas alguna cosa que le interesa. Cuando consigue un nuevo logro, la expresión de asombro y satisfacción con te mira son impagables. Ayer consiguió flotar en la piscina. Un pequeño paso para la humanidad, pero un gran salto para su soltura en el agua. Si, soy un baboso, lo reconozco.

Pero cuando ya me derretí, cuando casi estallo de orgullo, es cuando el otro día, hablando con sus amigos, le oí decir algo que es un tópico, algo que todos los niños han dicho, algo de lo que todos han presumido:

- Mi papá es el más alto, el más listo y el más fuerte.

No hay canción más bonita ni música más espectacular. Espero que aún falten muchos años para que mi hijo se de cuenta de que no es cierto. Porque mientras pueda seguir siendo para él un "súper héroe" cada día merecerá la pena, sin necesidad de nada más. Me sentí como dios. Se te pone una sonrisa boba en la cara, de oreja a oreja, que nada puede borrarte. Es difícil describir las sensaciones que te embargan cuando oyes a tu hijo, convencido, hablar, presumir, así de ti. Literarlmente entiendes la expresión "no caber en si de orgullo".

Se que la caída será dura; que cuando llegue la adolescencia esta idolatría se transformará en una sensación negativa, de rechazo y enfrentamiento, incluso de vergüenza, porque posiblemente es necesario, pero, hasta ese momento, y que dure, soy lo mejor que hay en el mundo. Preguntádselo a mi hijo.

- Mi papá es el más alto, el más listo y el más fuerte.

21 comentarios:

conxa dijo...

Realmente es una época grandiosa, y desde luego vendrá esa otra,que tu ya sabes por experiencia, pero cuando pasan esa adolescencia, aunque ya no te vean como un heroe, te vuelven a mirar con ojos de amor.

ale, limpiate la baba que la noto desde aquí!!!

Ruben dijo...

Hola Aspective. Bueno, yo de hijos no puedo hablar a mi corta edad, pero seguro que es una sensación inigualable. Y como bien sabes por tu experiencia, no todo es siempre tan facil como recibir elogios, pero el vinculo familiar, no puede desaparecer. Sigue siendo su héroe, y no tendras problema alguno.

P.D con mi 1.75, el mas alto nunca podré ser jajjajaja. Un saludo

Grumpy dijo...

la envidia me corroe...me puede....
si, en este humilde hogar estamos en el inicio de la adolescencia...
lo último que le escuché a uno de mis hijos decir, bueno maldecir, fue que odiaba esta familia.

ains...maldita adolescencia....
ains...maldita edad....
ains...si, yo aun me acuerdo de la mía propia...no está muy lejana...

Tu hombre sabio en edades de hijos...dime por favor que esto se pasa.

Aspective dijo...

conxa:
Sí al pasar a ser adultos la relación vuelve a cambiar volviéndose más igualitaria.
Bendita niñez

Ruben:
midas lo que midas, para tu hijo serás el más de alto y el más de todo.

Grumpy:
La etapa es difícil y ellos difíciles de soportar.
La paciencia va toda de tu parte
La comprensión toda de tu parte
Las lágrimas también.
Ellos se sientes incomprendidos, solos, mal con el mundo...
Sólo se pasa con el tiempo. Pero se pasa. Ánimo

Grumpy dijo...

muacks!

Aspective dijo...

Grumpy:
dices "...si, yo aun me acuerdo de la mía propia...no está muy lejana..."
¿estás presumiento de joven? se te ha visto el plumero, je je je

El efecto mariposa... dijo...

Me ha encantao la entrada Aspective, teneis mucha suerte, tus hijos y tú.
Me ha emocionado mucho.
Un abrazo.

Aspective dijo...

El efecto mariposa:
Suerte seguro que tengo yo. Ellos... está por demostrar. Como en matemáticas, je je

SONVAK dijo...

Entiendo perfectamente como te sientes. Y es que la mastercad lo paga todo, je, pero que un hijo lo admire a uno NO TIENE PRECIO.

Cuando mi hija tenía 4 añitos, y yo andaba muy triste porque mi hermano Carlos acababa de morir... mi niña me dijo:
-Mamá ¿sabes por qué eres mi mamá?
-¿Por qué, cariño?
-Porque antes de nacer, hablé con Dios y le dije que te quería a ti de madre, porque eres la mejor madre del mundo.
Lo soltó tal como dices tú, con toda naturalidad... pero en ese momento fue el mejor de los bálsamos para mi.

Ha habido y hay muchas ocasiones en las que expresa su admiración por mi, pero esa la tengo especialmente atesorada en el corazón... Y será en lo que yo piense cuando pasemos su etapa de la adolescencia.

Besos!!

Aspective dijo...

Sonvak:
Creo que con una frase como esa que te dijo, ya puede hacer las barrabasadas que quiera de adolescente. Vamos que te tira para atrás. Y supongo que cada vez que la recordase tendría que esconderme para que no se me vieran las lagrimitas...

Aspective dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GORIOVIGO dijo...

Dicen que los niños y los borrachos dicen la verdad...

Se lo que sientes, y algo muy grande.

Saludos.

Aspective dijo...

Goriovigo:
Es cierto, te sientes el tío más ¿feliz? ¿importante? ... del mundo. Te sientes como dios, vamos.

SONVAK dijo...

Desde luego, cuando me lo dijo, se me saltaron las lágrimas... me emocionó mucho... y me dió el mayor de los motivos para seguir peleando.

GORIOVIGO dijo...

yo tengo uno en la adolescencia y otro de ocho años y bueno, se me cae la baba con los dos, te lo puedo asegurar.

despe dijo...

oye Aspective hasta yo me senti orgullosa, de veras siempre es algo tan fuerte y poderoso escuchar un niño hablar asi , y sé que eres un padre genial algo que muchos ya quisieran pero estan o más bien cren estar ocupados para dar, todo momento y aún en el paso de los años y aunque cambie un poco eso que se comparte no se olvida saludos despe

Aspective dijo...

despe:
No lo sé. Hoy por hoy mi relación con los tres es fenomenal pero siempre le temes un poco al mañana y a los cambios que pueda traer.
Es verdad que he cambiado de trabajo o no he aceptado otros para tener tiempo para estar con ellos, pero no sé si genial. El tiempo y ellos lo dirán, ¿no?

Despe dijo...

tú crees que eso no lo valorará cuando sea mayor ? yo creo que si , mira que habla de tu altura , de tu inteligencia y fuerza asi que vamos se optimista eres wolverine para él , me acuerdo mucho de ese post jeje, soy optimista sabes por qué? por que se habla de que todo tiene que ser de tal o cual manera por que asi pasa , no todo tiene que estar estipulado además los buenos padres y los buenos hijos vienen en versión alta jeje si , por que no se puede ser diferente ? hoy en dia hay grandes cambios adolescentes maduros que toman el ejemplo y lo hacen valer asi que por que no? saludos despe

SnakePlissken dijo...

que suerte tienen tus hijos de tener un padre como tu... otros no hemos tenido tanta suerte...


saludos!

Aspective dijo...

SnakePlissken:
Yo no presumo de ser buen padre. Ojalá. Hago, como todos, las cosas lo mejor que sé o puedo. Lo que intento transmitir es lo que se siente cuando oyes a tu hijo, aún inconsciente y sin conocer otro padre, claro, presumir del suyo.
Es una sensación magnífica.

SnakePlissken dijo...

el hacer las cosas lo mejor que puedes o sabes, ya te convierte en un buen padre...


otros sin en cambio, parece que se entrenan para ir de mal en peor...



pero bueno, no sigo que me viene la depre jajajaja

Saludos.