jueves

Apestando por chulito, by Kenzo

Estos días todos andamos más o menos de frenéticas compras preparando las sorpresas del día de Reyes. Hoy me ha tocado, entre otras, sesión de perfumes.
La sección correspondiente de los grandes almacenes más conocidos estaba abarrotada como corresponde, con todo impoluto, brillante, las vendedoras maquilladas hasta la exageración y apestaba. Sí, a una mezcla de mil perfumes y colonias.
Tenía en encargo de comprar un frasco de Summer by Kenzo. Oler, huele de maravilla, pero cuando me han dicho el precio del frasco... bueno la empleada me ha mirado algo mosqueada cuando le he preguntado si no lo vendian por gotas. En fin, he pagado con plástico, (preguntándome cómo voy a pagar el plástico) y me lo han envuelto con un primor, una parsimonia y una cantidad de adornos y chorradas, que cuando le he vuelto a preguntar que si me lo llevaba así, sin envolver, directamente en el bolsillo, me hacía descuento, creí que llamaba a los de seguridad.
Al abandonar el stand de la marca, se me ha acercado, sonriente, una preciosa jovencita. Yo ya estaba dispuesto a comprar lo que fuera, pero solo ha agitado un papel largo y estrecho delante de mi cara.
-¿Le gusta?
-¿El qué?
Sin dejar de sonreír ante mi evidente falta de experiencia en esto de los perfumes
-La fragancia (no lo busquéis, significa el olor que decimos los cristianos). Es el nuevo aroma para hombre (os juro que lo dijo en negrita) de Kenzo.
-Bueno, sí, está muy bien. (Cualquiera le decía que no a algo...)
-Tenga. Dos muestras gratuitas de la nueva fragancia...
-Muchas gracias
Y ahí la cagamos. Yo, que como buen fumador, no había olido nada de nada, no quería que la preciosa señorita creyese que no me interesaba su fantástico regalo. Así que allí mismo me dispuse a abrir el minifrasquito de cristal que contenía el dorado perfume para disfrutarlo más intensamente y,por supuesto, que ella lo viera. Para eso me lo había regalado ¿no?
Pero el hijo de perra del minifrasquito no se quería abrir y yo, que soy un machote, no iba a permitirme hacer el ridículo de esa forma delante de la linda señorita que comenzaba a esbozar otra sonrisa.
Y mientras pensaba "esto lo abro yo por mis cojones", lo conseguí. Pero el movimiento final para descapsular el minifrasquito debió de ser algo violento, ya que el preciado líquido salió volando empapándonos a la preciosa señorita y a mi.
Vamos a oler a hombre de Kenzo hasta las navidades del año próximo. ¡¡Que peste!!
Me disculpo como puedo y salgo jalando y disimulando como puedo (difícil con la peste que arrastraba), y me subo a toda pastilla en el coche. El perfume no olía mal, al contrario, pero bañarte en él y subirte al coche... no fue buena idea. Todo apestaba a hombre by Kenzo. Pero ya a un hombre muy moderno y sensible... Con las ventanillas abiertas, medio mareado y todo impregnado ya del aroma, llegué a mi siguiente destino:
-¿A que hueles? ¿Qué te ha pasado?
... Todavía se están descojonando de mi.
Aclaraciones:
  • Sí, tengo una amiga directora de algo importante en Kenzo. Pero la historia es real.
  • No, no me regala muestras. Sólo la primera vez para que piques. Luego te lo compras tú.
  • No tengo ninguna amiga en esos grandes almacenes tan conocidos. Por eso no los cito.
  • Y lo que la amable. simpática y linda vendedora iba a decirme con su segunda sonrisa (que la ducha de perfume cortó de raiz), es que el minifrasquito no se abria. Era un mini vaporizador...

7 comentarios:

conxa dijo...

jajajaj muy bueno!!!

Buena manera de empezar el día laboral he tenido.

molinos dijo...

Ponga un torpe en su vida....

Mónica dijo...

jajaja, pero vamos que después de un baño de aromas seguro que eso le pasa a más de uno que llega un momento que con tanta fragancia acabamos mareaditos perdidos jajaja.

Feliz Año! Muchos besos!

SONVAK dijo...

jajaajajajaja, me he partido de risa imaginándote, jajajajajaja... Besazos y feliz 2010, muy feliz!!

Dina dijo...

Jajaja, ya veo que eres todo un experto en perfumeria, jajaja... miralo por el lado positivo, si te hubieras perdido hubiera sido muy sencillo encontrarte, con seguir el rastro que ibas dejando suficiente.

Feliz año, guapetón

despe dijo...

jajajajajaja me estoy riendo desde el principio jajajajaja eres único besos
despe

Daniela dijo...

jajajajajaj me encantó.
Reírse de uno mismo: el primer paso para el éxito ;) Después lo que hace falta es un poco de sutileza y manualidad, pero ya llegarán, jaja