martes

Bromas adolescentes. (Sin gracia)

Anoche estuve viendo el capítulo de CSI Miami en la TV. El argumento, de forma muy esquemática: alguien hace una llamada a la policía, fingiendo estar muy agitado y nervioso, denunciando que, en determinado domicilio se está produciendo, en ese mismo momento, un hecho violento. La policía moviliza a SWAT y entra por la fuerza en el domicilio denunciado. Allí dispara contra el primero que ve armado; persona que a su vez va armada porque oye ruidos de gente que entra violentamente en su casa, en donde no se está produciendo nada. Creí que era un desarrollo ingenioso de unos guionistas. Sin embargo, hoy leo esto:

“…Doug Bates y su esposa Stacey estaban acostados y sus hijas de dos años dormían cuando de repente escuchan el ruido de sirenas de la policía y helicópteros sobrevolando su barrio en un suburbio del sur de California. Pensaron que buscaban a algún delincuente.
Doug Bates cerró las puertas de la casa con llave y tomó un cuchillo. Una linterna le apuntó y se asomó al jardín, donde una cantidad de policías armados con rifles le ordenaron que salga de la casa. Bates obedeció, asustado, cuchillo en mano, y su esposa llamó histérica a 911, el número de emergencias de la policía. A ambos les colocaron esposa y les dijeron que se tiren al suelo mientras los policías inspeccionaban la casa.
Los agentes no encontraron el caos ni la carnicería que esperaban. Ni los Bates ni las autoridades sospechaban que eran peones en un juego de un adolescente a casi 2.000 kilómetros (1.200 millas) de distancia decidido a aterrorizar una familia desconocida.
Eran víctimas de una nueva forma de fraude, en la que se explotan las debilidades del sistema que tiene la policía para recibir denuncias telefónicas hechas a través de internet. Es prácticamente imposible detectar estas denuncias falsas, que con frecuencia hacen movilizar a unidades especiales de la policía. Una investigación de la AP comprobó que muchos centros que reciben las llamadas al 911 tienen limitaciones de presupuesto y no pueden hacer mucho para contrarrestar estas interferencias con sus sistemas de computadoras…”


Fuente: Houston Chronicle.com (en español. Si os interesa leer más,
la noticia sigue aquí, con otros casos y desarrollo de la noticia) 2/2/09


La gente está loca. Pero zumbada del todo. Por una gracia de adolescentes, o no tanto, puede morir gente, gente a la que como mínimo se le da un susto que no olvidarán en toda su vida, se movilizan grandes recursos policiales a lo mejor necesarios en otro sitio, se sobresalta a toda la población, se hace crecer la sensación de inseguridad.

El grado de irresponsabilidad demostrado por esta gente es increíble.

6 comentarios:

conxa dijo...

joer, que putada!!!

Es tremendo esto, menudo susto, amen del desequilibrio que le supone a la policia, pero sobre todo la familia que esta tan tranquila en su casa, joerrr vamos de mal en peor eh??

Moisés Márquez dijo...

Irresponsabilidad ... bueno, yo más diría que el chaval es un pedazo de cacho de hijo de la madre que lo parió.

Ves? Eso aquí en España no pasaría. Porque, os creéis que iban a dejar el café o las cartas para ir a ver lo que les pasa ???

silicongirl dijo...

Que fuerte, es que es increible a lo que estamos llegando. Al final pasará como con el cuento del lobo.
Aquí en España la verdad que antes de ir te hacen todo tipo de preguntas.
Una vez llamé para denunciar que le estaban rajando las ruedas del coche a un vecino y encima me dicen que si yo no soy la interesada que para qué llamo....

Besitos

Juan Luis Sánchez dijo...

Uy, qué pena que yo no sea un adolescente irresponsable. Tengo una lista de gente que merecería que mandara a los GEOS a su casa, empezando por algún editor del mundillo del periodismo... Y más de un político. Uy, qué gran tentación... En fin, porque hago perder el tiempo a las fuerzas del orden, mientras tendrían que estar haciendo otra cosa que sino...

Luego lo pensaré. Lo consultaré con la almohada. Gracias por la idea.

Esteban dijo...

Vaya putada (con perdon)!
¿Sabes? Si esos "adolescentes" estuvieran tabajando o estudiando en vez de tener tiempo para tocarse las narices no harían estas bromas macabras.
Un abrazo,
Esteban

MATANUSKA dijo...

madre mía!!! la verdad es que la gente se ha vuelto loca, se me ha puesto la piel de gallina, que mente más retorcida puede hacer cosas así, gente que se aburre? que estan mal de la azotea?

te gusta CSI? yo una seguidora nata de Miami, ya los vi todos jajajaja hasta el último de la temporada (en ingles)

besoss