lunes

El abuelo y La nevada. Fin de semana

Como he dicho alguna que otra vez, hay siglos en que no está uno para nada... ¡Menudo fin de semana! y yo me lo quería perder.


Por supuesto tenemos la nevada. Estoy hasta las narices del calentamiento global que a mi me congela, de los metereólogos que saben que tiempo hará dentro de cincuenta años pero no pueden precisar el tiempo del invierno (este iba a ser un invierno especialmente seco, la madre que los parió...)


La nevada, vista desde la ventana de mi salón, con la chimenea encendida, es conojonuda, preciosa... Cuando ese mismo día tu hijo se despierta, en plena nevada, con 39,6º de fiebre, y lo agarras en pijama lo metes en el coche y rumbo al hospital... la cosa cambia.


Entre los que no avisan, los que no hacen caso, los imprudentes, los torpes, los... yo que sé, el llegar hasta el hospital (está a sólo 12 km. por autopista) se convirtió en una prueba difícil de superar: nieve, hielo, coches cruzados que no arrancaban, coches empotrados contra cualquier obstáculo, coches que al no llevar cadenas, resbalaban, coches que habían parado en cualquier sitio (literal, incluido el carril central de la autopista) a poner las cadenas. Por si alguien con algo de autoridad en el tema tráfico lee esto, no confesaré las pirulas que tuve que hacer para llegar hasta el hospital. Baste decir que en esos 12 km. tardé hora y media, y muchas veces llegué a pensar que tenía que dejar el coche tirado y llevar al niño en brazos hasta el destino. (Por cierto que vi a una señora hacerlo. Olé sus huevos)


Al menos en el hospital no había nadie. Durante el tiempo que estuvimos, llegamos nosotros, la madre con el niño en brazos y otro niño que trajo la guardia civil. Ni siquiera el relevo de médicos o enfermeras (ni el pan a la cafetería, por cierto).


Afortunadamente, lo hemos vuelto a coger a tiempo y con antibiótico se le debería pasar en diez días.

Bueno por no aburrir, únicamente contar lo que me hizo comenzar con mal pie el fin de semana:

Al bajar a comprar el viernes tarde al super cercando, al de todos los días, la cajera de siempre, intentando ser amable y simpática le dice a mi hijo de cuatro años


-¿Y quien se va antes a la cama? ¿Tú o tu abuelo?


¿¿TU ABUELO?? ¡¡COHONE, QUE SOY SU PADRE!!


Vale, que no estoy muy joven y que la barba blanca ayuda a echarme años, pero joder que me mandó la moral a tomar por saco y encima no me salió ni una palabra. Ni para mandarla a la ....

8 comentarios:

MATANUSKA dijo...

jajaj que fuerte!! si es que gente que deberia callarse.

mira mi padre (tiene 60 años) pues cuando tenia unos 50 llevaba bigote y cogió un taxi y el taxista le dijo que estaba muy mayor, y mi padre el cabreo claro.

HArto del bigote mi padre se lo quitó y por suerte o desgracia volvió a coger al mismo taxista y le dijo uyss el otro día cogí en el mismo sitio a un señor que se le parcia pero este era más viejo con lo cual no es usted.

a lo que mi padre le digo pues si sepa que soy el mismo.

Tú ni caso aspective.
que se mejore el nene

besoss

Aspective dijo...

La cuestión es que yo llevo la barba desde hace 32 años. Me la dejé para esconderme la cara. Con ella parezco más viejo. Sin ella no parezco...

m4n010 dijo...

Directo a la línea de flotación. Yo hubiese pedido el libro de reclamaciones.

Montse dijo...

Adios!!!!!!!! Acabo de enterarme que tienes barba blanca!!!!!!

Ya sé de qué me hablas porque donde yo vivo también tuvimos problemas, para empezar nos cortaron el transporte y el coche no estaba para sacarlo así que doy gracias por no haber tenido que ir a una urgencia como tú, porque eso destroza los nervios al más pintado.

Me alegro que lo del niño sea cuestión de antibiótico, unos días y algunos mimos.

Y a la panadera, que la den!!! Envidia cochina que tiene por no tener un abuelo como tú, jajaja.

Encanto, te he dejado en mi blog una cosita

Besitos corazón

conxa dijo...

jajajajaj perdona que empieza riendome, pero como es lo último que se lee jajajja sorry,perdón,perdón... pues sí debería una callarse ante la duda. ¿ o es que no hay posibilidad de duda? ja, seguro que sí!!! (esto es para arreglarlo)

Lo del nano, menuda movida, menos mal que al final todo fue bien, y aunque invirtiendo mucho más tiempo, llegaste.
ufff menudo rato pasarias.

silicongirl dijo...

jajaja si es que hay gente que la gracia la tiene donde la tienen las avispas.
Lo del color de pelo, creo que ya te lo he dicho en una ocasión pero deberías utilizar las lociones que te van devolviendo el color de forma progresiva.
Eres joven así que por qué no serlo también físicamente?

Un besito

Juan Luis Sánchez dijo...

Espero que tu niño se ponga bien. Menos mal que al final conseguiste llegar al hospital en condiciones extremas. Vaya día más malo que tuviste, en fin. Para haberse quedado en la cama todo el día.

La chica quería ligar contigo, y como no le debiste hacer caso, tiró a matar. Lo del abuelo suena bastante exagerado, ciertamente. Otras dicen que las canas les resultan irresistibles, así que es un elemento que puede jugar a tu favor.

molinos dijo...

....mmmm...mejor no digo nada.