martes

Bernado Gálvez y Blas de Lezo. Los olvidados por la historia

En las informaciones que aparecen en la prensa estos días sobre los daños provocados por el huracán Ike, figura con frecuencia la ciudad de Galvestone.

Gracias al excelente (como siempre) artículo de Iñaki en “Historias con historia” he oído hablar de Bernardo Gálvez (cuyo apellido dio origen a Galvestone) y de Blas de Lezo, otro insigne y para mi desconocido, español. Ingrata y desmemoriada España, como tenemos por costumbre, con sus hijos más preclaros, este inculto “posteador” jamás había oído nombrarlos ni figuraban en mis libros de estudio. Ignorados. ¡Qué lástima!.
Os copio la entrada a la que hacía referencia. Leedla que merece la pena:


El español que desfiló junto a Washington.

Ignoro los motivos -tal vez es que somos así- pero en este país tenemos la mala costumbre de olvidar a nuestros grandes hombres, militares, literatos, científicos y tendemos a despreciar sus hazañas con la excusa de que solamente sirven para inflar ánimos patrioteros. Pienso, que reconocer a nuestros héroes y sus gestas no es un acto de patriotismo rancio (tan malo es el patriotismo exacerbado como la carencia absoluta) sino un acto de justicia histórica y reconocimiento de algunas personas, que deberían de servirnos como modelo a imitar por sus innegables valores humanos.

Este es el caso de Bernardo de Galvez y Madrid, un malagueño mucho más reconocido al otro lado del charco que aquí. Tanto es así, que fundó una ciudad con su nombre, Galveztown (hoy Galveston) y que George Washington, quiso que cabalgara a su derecha el día del primer desfile de la independencia de los Estados Unidos, como reconocimiento a sus servicios.

Galvez nace en 1746 y comienza su carrera militar a los 15 años y a los 16 tiene su bautismo de fuego en la guerra contra Portugal, donde fue herido. Participa en numerosas acciones y sus ascensos se suceden a golpe de redaños y heridas, aunque también hace gala de una gran habilidad política y diplomática. Con tan solo 30 años es nombrado gobernador de Luisiana y comienza la etapa más brillante de su carrera. Con singular talento, desarrolla una política antibritánica en apoyo de los colonos americanos que se habían levantado en armas por su independencia, persigue el contrabando inglés y favorece el comercio con Francia aliados nuestros en aquel entonces. Aquí logra una de sus hazañas más espectaculares. En un hábil golpe de mano, consigue hacerse con Nueva Orleáns, consiguiendo además conquistar por el camino 3 fuertes, 3 puestos avanzados, 2 puertos, un bergantín y capturar 1.500 prisioneros. No está nada mal si se tiene en cuenta que por parte Española sólo hubo… ¡ Un único muerto!

Esta acción significaba tener el control del Missisipi y por lo tanto un corredor por donde hacer llegar provisiones a los rebeldes americanos. Por esta hazaña fue ascendido a General, tenía 33 años.

Dos años más tarde haría nueva muestra de su arrojo. Trataba de conquistar las plazas de Mobila y Pensacola. Galvez lo intentó una primera vez pero fueron rechazados. Sus oficiales desaconsejaban seguir intentándolo por el poco calado de la bahía y lo bien protegido de esta y aconsejan hacer un profundo estudio de las mareas y los vientos antes de volver a intentarlo. Pero Galvez sabe que si esperan, los defensores se reforzarán y será más complicado, así que mientras se dirige a su barco, el “Galveztown”, dice a sus oficiales.

“Una bala de a 32 recogida en el campamento, que conduzco y presento, es de las que reparte el Fuerte de la entrada. El que tenga honor y valor que me siga. Yo voy por delante con el Galveztown para quitarle el miedo”

Con su Bergantín, dos cañoneras y una balandra logra tomar las plazas de Mobila y Pensacola recuperando para España las dos Floridas, lo que hizo que los ingleses se quedaran sin plazas en el Golfo de México, exceptuando la isla de Jamaica. Por la recuperación de la Florida Occidental fue recompensado con los grados de mariscal de campo y teniente general-gobernador del territorio conquistado.

Llegaría a ser Virrey de Nueva España y entre las muchas cosas que hizo durante su corto mandato (iluminación de calles, proseguir las obras del palacio de Chapultepec, destinar a beneficencia el 16% del producto de la Real Lotería y otros fondos de multas, intensificar las labores en los campos para aumentar la producción y evitar la escasez) destaca su apoyo a la ciencia, como corresponde a un hijo de la Ilustración, patrocinando la expedición de Martín de Sessé y Vicente Cervantes, que llevó a España un completísimo catálogo de diversas especies de plantas, aves y peces.

Galvez tiene sólo 39 años y su fama se extiende como la pólvora. Es aquí donde entra en escena la peculiar idiosincrasia Española que comentaba al principio (¿Será la envidia el problema?). Comenzó a recibir serias críticas desde la corte Española que consideraba su actitud poco formal y poco común entre los gobernantes, lo que suscitó la creencia de que esa popularidad era sospechosa, pudiendo encubrir un alzamiento de Nueva España contra la metrópoli. La Corte reprendió al virrey severamente. Esto, junto a la muerte de su padre por esas fechas, provocó que se convirtiera en un ser melancólico y huraño. Duraría poco tiempo más y en 1786, con 40 años, murió prácticamente solo, víctima de una enfermedad nerviosa. Sus restos reposan desde entonces en la iglesia de San Fernando en la ciudad de México.

NOTA: Hablando de héroes olvidados, quiero aprovechar este post para hacer un pequeño recuerdo de Blas de Lezo . Una flagrante muestra de nuestra ingratitud y olvido. Aconsejo, para quien no lo conozca, que vea este pequeño video .

Más:

Pongo el enlace de la Wiki en Inglés pues trae el doble de contenido que la entrada en Español.
http://en.wikipedia.org/wiki/Bernardo_de_G%C3%A1lvez_y_Madrid%2C_Count_of_G%C3%A1lvez

Estas dos páginas sobre Galvez son muy completas.
http://www.elguaridadegoyix.com/bernardo-de-galvez
http://www.gibralfaro.net/mapersonajes/pag_1392.htm

-oOo-
También sobre Blas de Lezo podéis ampliar aquí:
Estoy seguro de que si hubieran sido norteamericanos nos sabríamos su vida de memoria a base de ver películas sobre ellos.

1 comentario:

Lucas dijo...

La historia no tanto se niega a revelar como venció Blas de Lezo a la Corporación Británica, sino que, aún se niega a confesar verdaderamente que fue lo que venció o retardó Blas de Lezo en la historia. Pero, hoy nos podemos dar cuenta del poder supranacional de los masones y su plan de monopolización mundial; ellos, en todos estos siglos se han encargado de la dirección de la gran fábrica de mentiras ideológicas; con el fin de producir armas, guerras, guerrillas, préstamos, pobreza, mercado negro, expropiaciones, saqueos, etc... Solo para que en todo el mundo domine la razón de la Corporación Británica.
Ellos, en Cartagena de Indias, con la segunda flota naval más grande conocida hasta ahora en la historia, pretendieron instaurar el inicio de su soberanía y lengua mundial, y a la vez, vengarse del terror de sus piratas y saqueadores; pero resultó que si no se “viengan” a Jamaica, Blas de Leso los mata a todos.
La dirección masónica mundial preparó ese escenario de desamparo y traición en Cartagena de Indias, para adueñarse de América e humillar a Blas de Leso, pero salieron trasquilados. Décadas después, cuando vencieron a Napoleón Bonaparte, en Trafalgar y Waterloo, profundizaron el cuento de las falsas independencias americanas, para que creyéramos que en América, somos libres, y no los volviese a espantar otro Blas de Leso.
http://www.lucasblancoacosta.com/medio-hombre.php