martes

No está uno para nada

Actualmente, aunque no se por cuanto tiempo, estoy trabajando en una oficina. Un trabajo normal, como tantos otros, con unos compañeros agradables. Esta mañana, al ir a desayunar a la cafetería cercana, estábamos charlando animadamente entre los seis o siete que íbamos y el camarero me ha preguntado algo. Al volverme hacia él para responderle, he visto mi reflejo en el cristal que, típicamente, tienen detrás. Bueno, al menos creo que era mi imagen. Ha sido impactante.
Tengo 49 años, aunque no creo aparentar más de 55 o 56 y en el grupo de compañeros ninguno alcanza los 30. Después de estar un rato hablando cara a cara con ellos y sus rostros aún tersos, sus peinados a la moda, su moderna e informal forma de vestir… me he girado para toparme en el espejo frente a frente con una cara que parece el anuncio de la arruga es bella, un peinado (“repeinao” que solo le sienta bien a Bertín Osborne), un tío gordo, con la barba canosa, encorbatado, con una americana pasada de moda y que realmente parecía el abuelo cabreado del resto.
Vamos que la moral se me ha caído a los pies, (más abajo no, porque el suelo estaba duro) la he pisoteado, sin querer, un poquito y me la guardado, hecha un guiñapo en el bolsillo.
Me miro al espejo cada mañana al afeitarme (alrededor de la barba) y quizá porque uno día a día se va acostumbrando a verse no nota tanto el paso ¿el paso? el peso del tiempo. Pero esta mañana el contraste ha sido brutal. Ya me tenía que haber mosqueado cuando las tías buenas, que alguna hay, que pululan por la oficina, me llamaban de usted en estos tiempos de tuteo generalizado. Pero uno, en sus fantasías, quería pensar que era por la prestancia, la elegancia, y todas las demás “ancias” que se os ocurran, que infundían al trato una cierta distancia teñida de admiración y respeto. Vamos, que por inventarme también podía haberme inventado la fórmula de la coca-cola, que los efectos iban a ser los mismos. Pero no. Debe de ser el respeto a lo venerable, a la ancianidad, porque creo que ya no es Halloween, no es 28 de diciembre y el carnaval no ha llegado, así que tengo de descartar cualquier broma o máscara. Sí, soy yo, y soy así.
Y es que esto de la decrepitud tiene su aquel. A pesar de la edad, conservo una buena mata de pelo, que al ser lavado y dejarlo secar me trasladan inmediatamente a la moda Beatles, con su flequillitos rectos y todo. Como solución, o uso algo de gomina, para darle forma o un toque de laca (es mi única concesión al varón metrosexual, sobre todo para poder ver cuando conduzco).
Ayer tarde opté por esta segunda opción. Inmediatamente antes de salir de casa y para dejar cada pelo en su sitio, me dí una ligera rociadita de laca. Al entrar en el coche, el flequillo comenzó a adueñarse de la frente y pensé que la nueva que me había comprado era una porquería. Sin embargo tenía buen aroma; un aroma que además, me resultaba muy conocido. Mientras conducía, intentando apartar el flequillo de los ojos, caí en porqué me sonaba tanto el olor. Cojonudo, me había rociado el pelo con el desodorante de mi mujer…

Y es que hay siglos en los que no está uno para nada…

16 comentarios:

MATANUSKA dijo...

hola que tal? yo estoy preocupada sinceramente me empiezan a hablar de usted :) tengo 34 años y sin una arruga jajajaja, aparento 28 y de mentalidad me quedé en 16 o como dice mi padre en 14 ajajajaja, ahora en serio lo de aparentar la verdad es que no te preocupes, mi marido tiene 41 año y me dice se van a creer que soy un asaltacunas, yo parezco un dibujo manga mis coletas, mis trencitas, tú no te preocupes por que todos llegaremosa tu edad y si no malo!!!

gracias por tu comentario ya te agregué.

besosss

conxa dijo...

exageraaaaaaaoooooooo

49 años y te estás llamando viejo, anciano y no se que más, venga!!!!

Cierto, que a los 49 se tiene ciertas arrugas, que la ley de gravedad funciona de otra manera con el cuerpo, pero la edad no es la del DNI, y no estoy recurriendo a un tópico, la edad va con el tipo de vida que se lleva, hay quien es anciano a los 25 y hay quien a los 55 está genial de vitalidad.

qué no? me apuesto lo que quieras.
Y cuidadin con el desodorante de tu mujer jajajaj

Esther dijo...

Es verdad hay día que por lo que sea nos vemos peor,pero estamos igual de bien eh,así que no hagas caso del espejo y mirate a ti mismo sin él y verás como te ves mucho mejor.. Y estoy con ellos que no eres viejo con 49 años ¡aun eres joven!

saludos

despe dijo...

sin duda alguna a mi me parece que despues de los 40 hombres y mujeres o bien mas nos ponemos mas sexis e interesantes si con esas canas a los lados con esas bellas arruguitas que no sientan cuando reimos que ? aun mejor cuando la experiencia en el buen sentido de la palabra se nos ve reflejado en los ojos cuanto hemos aprendido cuanto podremos ensenar , la edad es bella y cuando pasan los anos con gusto mejor todavia, asi que no te andes dando en la chaveta con esos pensamientos un beso y que pases buen dia la despe.

MoHiKaNa dijo...

Jajajajajajajajajajajaja, lo del desodorante de tu mujer me ha matao. Andaaaaaaaaaaaa, andaaaaaaaaaa no me empieces como mis abuelillos, la juventud se lleva en la mente y puto pelota, que más dará, anda, andaaaaaaaa que no me entere yo que vamos te rocio el pelo con colonia nenuco, jajajajajajaja. Guapooooooooooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Biquiños¡¡¡

silicongirl dijo...

Querido aspective,
Un hombre al pasar de los 40 está en su mejor momento, le pasa como al buen vino.
De todos modos, si no te encuentras bien con tu aspecto, tiene fácil solución.
Plantéate un cambio de look. Las mujeres lo hacemos cuando nos sentimos como hoy te has sentido tu.
Un corte de pelo, un pequeño cambio en la forma de vestir, una cremita hidratante y estoy segura de que te encontrarás muchísimo mejor.
No obstante, estas cosas son secundarias, lo importante es tener un sentimiento optimista. Quererte tal y como eres y aceptarte tal y como estás que seguro que estás estupendo aunque hoy hayas tenido un día negro.
Eso nos pasa a todos.

Besitos y arriba ese ánimo, que no se diga!

Juan Luis Sánchez dijo...

Pero bueno...

Luego resulta que los de los 40 ligan más que los treintañeros. Nos quitáis a las chavalas (bueno, yo no ligo de todas formas sin necesidad de que nadie me quite los ligues) y luego resulta que encima os quejáis. ¡No tenéis ningún derecho, jajajajajaja!

Un abrazo, tío.

SnakePlissken dijo...

jajaja, muy bueno lo del desodorante... no te estreses... yo tengo 26, y alguna vez me ha venido algun chavalin de 12 a 16 años (no más) y me ha llamado de usted... y yo con cara de póker...


a veces si que es por educación jejeje


saludos!

Aspective dijo...

Realmente me habéis levantado la moral.
No era mi intención al publicar el post, pero... me gusta eso de que me animen je je.
Gracias

Jordi dijo...

Pues hoy en dia que los crios son tan maleducados, cuando se acerca uno y me llama de usted, la verdad es que me entran ganas de mandarlo a tomar por el culo, tiene cojones la cosa.

Ouhhyeah dijo...

Creo que hay un veto a mis comentarios... pues lo repito...
DEcia que me ha impresionado gratamente ver un post "personal" y me ha hecho mucha gracia. Tambien decia que seguro que eres un exagerado, pero con esa gracia, te lo puedes permitir!!!

Un cordial saludo,

la del blog dijo...

¿De qué te quejas? Hay muchos a tu edad que ni siquiera pueden darse el gusto de poder utilizar laca... Saludos

m4n010 dijo...

Veo que coincidimos en algunas cosas y en otras estamos a un solo año de coincidir.
Yo también me he lavado el pelo por equivocación con algún producto untilizado por las mujeres para lavar otras cosas, la pena es que a mi en lugar de rizarseme como a ellas, me ha caido.
Con 49 no se es viejo, se es maduro, y somos afortunados por llegar, otros más guapos se han quedado en el camino.
Por último decirte que eres un afortunado, ya que al menos tienes flequillo.

saludos

Esteban dijo...

Me solidarizo contigo al 100%
Yo tengo 47 años y, cada vez que me miro al espejo (con esa barrigita que me afea tanto) me veo peor.
Mi mujer (con esa inteligencia que caráctriza a las mujeres) me dice que "esotoy estupendo" y que "le gusto más que a los 25 años". Es mentira, por supuesto, pero a mi me sube la moral.
En fin, el paso de los años también tiene cosas buenas..... lo que pasa es que ahora ¡no me acuerdo de ninguna!.
Un abrazo,
Esteban

darkmanburt dijo...

Pues que te digo amigo yo camino para los 52 y en mi curro soy el más viejo, pero ya estoy acostumbrado, lo que hago es que intento no darme cuenta que me hago viejo y miro que ellos si envejecen, jajajaja.

Un saludo, magnifica entrada.

silicongirl dijo...

Anda, He visto que has puesto el regalito que te envié. Queda genial en tu blog!.

Gracias y besitos!