jueves

Del cristal con que se mire...

Dos señoras se encuentran después de un largo tiempo sin verse y una le pregunta a la otra:

- ¿Y cómo están tus hijos, Rosa y Francisco?

- ¡Ay querida!, Rosa se casó muy bien. Tiene un esposo maravilloso. Él se levanta de madrugada para cambiar los pañales de mi nieto, prepara el café por la mañana, lava los platos y ayuda en la cocina. Después de todo esto se va a trabajar. Un amor de yerno, gracias a Dios.

- ¡Que bien, querida amiga! Y tu hijo Francisco, ¿también se casó?

- También se casó, pero tuvo mala suerte. Su matrimonio anda muy mal... Imagínate que él tiene que levantarse de madrugada para cambiar los pañales de mi nieto, hacer el café por la mañana, lavar los platos y ¡tiene que ayudar en la cocina! Y después de todo esto, sale a trabajar para conseguir el sustento para la vaga de mi nuera, ¡¡ es una sinvergüenza!!

1 comentario:

despeinada dijo...

por que sera que somos asi? tenemos un lado machista no te parece? y todas las suegras son asi y las madres algunos consejitos ojala te dejes mangonear de la mujer no es la unica otras te pueden hacer lo mismo o si no que buen hombre hace la comida , cambia al nino cuando mi hija o nieta esta enferma que le vamos a ser??? un beso despe.